Artículo de información

José Carlos Botto Cayo y Abel Marcial Oruna Rodríguez

17 de enero del 2024

Pedro Calderón de la Barca fue uno de los dramaturgos más prolíficos y representativos del Siglo de Oro español. Nacido en Madrid en el año 1600, desarrolló una extensa carrera como autor teatral, escribiendo más de 100 comedias y 70 autos sacramentales a lo largo de su vida. Considerado una de las máximas figuras del Barroco, sus obras se caracterizan por la profundidad psicológica de los personajes, la versatilidad métrica y el uso de recursos alegóricos y simbólicos (Barca, 1871).

A pesar de su enorme popularidad en los corrales de comedias del siglo XVII, la figura de Calderón de la Barca cayó en el olvido durante el Neoclasicismo y no fue hasta el Romanticismo del siglo XIX que su teatro fue revalorizado. Autores como Goethe y los hermanos Schlegel destacaron la riqueza poética y universal de sus dramas, que inspiraron obras del Romanticismo europeo. En España también se produjo un renovado interés por su obra que perdura hasta nuestros días, siendo Calderón uno de los grandes nombres de las letras hispánicas (Barca, 1871).

Pedro Calderón de la Barca: sus inicios en Madrid

El insigne dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca nació en Madrid en el año 1600. Era hijo de Diego Calderón, secretario del Consejo de Hacienda, y de Ana María de Henao y Riaño, perteneciente a una familia hidalga (Fernández, 2004).

Aunque su familia no era rica, la posición de su padre como servidor real permitió a Calderón recibir una excelente educación desde pequeño. Cursó sus primeros estudios en el Colegio Imperial de los jesuitas gracias a la ayuda de un tío sacerdote. Allí dominó el latín, la retórica y la filosofía, materias que marcarían su formación intelectual (Fernández, 2004).

Siendo aún muy joven ingresó en la Universidad de Alcalá de Henares, donde obtuvo los títulos de bachiller, licenciado y maestro en Artes. También estudió Teología, disciplina que le serviría después para sus célebres autos sacramentales. Desde adolescente mostró inclinación por la literatura, escribiendo sus primeros poemas (Barca, 1871).

La excelente educación recibida sentó las bases para su brillante carrera como el mayor dramaturgo del Siglo de Oro español. El Madrid que vio nacer a Calderón moldeó su talento e inspiró algunas de sus mejores obras (Fernández, 2004) .

Sus inicios

Tras su formación en Madrid, Calderón se ordenó sacerdote en 1625. Ese mismo año estrenó su primera obra conocida, Amor, honor y poder, comedia de enredo que revelaba su talento para los versos conceptistas. Pero no fue hasta 1635, cuando escribió La vida es sueño, que alcanzó la fama (Sadurní, 2022).

Esta obra maestra sobre el libre albedrío humano supuso un hito del teatro barroco español. En apenas una década, Calderón compuso alrededor de 60 comedias más, abarcando todos los géneros teatrales. Muchas se representaron con gran éxito en los corrales de Madrid, mientras que otras se escribieron por encargo para festejar cumpleaños y onomásticas reales (Sadurní, 2022).

La consagración teatral de Calderón

Calderón supo granjearse el favor de los reyes Felipe IV y Carlos II, para quienes escribió numerosas piezas. En 1635 fue nombrado dramaturgo oficial de la corte, recibiendo una pensión anual. Llegó a dominar todos los palos del teatro áureo: comedias de capa y espada, dramas de honor, comedias mitológicas, autos sacramentales… Su ingenio dramático y versatilidad poética no conocían límites (Barca, 1871).

Sus innovaciones métricas y escénicas, así como la profundidad psicológica de sus personajes, hicieron las delicias del público. En 1636 publicó la Primera parte de sus comedias, dando a conocer títulos fundamentales como La vida es sueño, La dama duende o El mágico prodigioso. La fama del dramaturgo traspasó fronteras, siendo sus obras traducidas a diversos idiomas ya en vida del autor (Fernández, 2004).

Genio innovador del teatro barroco español

Pedro Calderón de la Barca desarrolló una prolífica carrera como dramaturgo a lo largo de varias décadas, llegando a dominar todos los géneros teatrales del Siglo de Oro. Cultivó la comedia de capa y espada, el drama de honor, la comedia mitológica, el auto sacramental, etc. En su obra abundan los monólogos líricos, los soliloquios introspectivos y las escenas de gran teatralidad (Sadurní, 2022).

Destacan títulos como La vida es sueño, El médico de su honra, El alcalde de Zalamea o La hija del aire. Calderón exploró temas universales como el honor, los celos, el destino, el libre albedrío o la redención. Sus personajes muestran una profunda complejidad psicológica (Sadurní, 2022).

A lo largo de cuatro décadas Calderón dominó los escenarios españoles. Se granjeó el favor de reyes y nobles, que lo nombraron dramaturgo oficial de la corte. Sus innovaciones métricas y técnicas escénicas maravillaban al público. Llegó a recibir el apodo de “El Fénix de los Ingenios” por su fama y popularidad (Sadurní, 2022).

Su teatro traspasó fronteras, siendo traducido a otros idiomas europeos ya en vida del autor. Calderón renovó la escena barroca española hasta extremos nunca vistos. Dejó un legado de más de 100 comedias donde derrochó ingenio, profundidad psicológica y arte poético. Es considerado una de las grandes cimas del teatro universal de todos los tiempos (Sadurní, 2022).

Obras cumbre del teatro calderoniano

La vida es sueño (1635) es considerada la obra maestra de Calderón y una de las cimas del teatro barroco universal. Este drama filosófico sobre el libre albedrío y el destino cautivó al público con su brillantez poética y profundidad existencial. Otras obras destacadas dentro del género del drama son El príncipe constante y El alcalde de Zalamea (Caro, 2022).

En el terreno de la comedia, Calderón cultivó con maestría la comedia de capa y espada. Títulos como Casa con dos puertas mala es de guardar y La dama duende muestran su habilidad para el enredo amoroso. También sobresalió en la comedia de enredo con tintes mitológicos, como El mayor encanto, amor y Los tres mayores prodigios (Caro, 2022).

Los autos sacramentales constituyen otra faceta esencial de su producción dramática. Calderón escribió alrededor de 70, muchos de ellos representados para la corte. Destacan piezas alegórico-religiosas como El gran teatro del mundo, El gran mercado del mundo o La vida es sueño (Caro, 2022).

Además, cultivó la poesía lírica con poemas de tema amoroso y religioso. Sus comedias están salpicadas de romances, canciones, décimas y sonetos que muestran su dominio de las formas poéticas. Calderón fue un virtuoso de la métrica y la versificación. Sus innovaciones lingüísticas y estilísticas marcaron la evolución de la literatura barroca (Caro, 2022).

Referencias

Barca, C. d. (1871). Hartzenbusch, Juan Eugenio . Madrid: M. Rivadeneyra editor.

Caro, S. (6 de Setiembre de 2022). Un profesor. Obtenido de Las obras de teatro de Calderón de la Barca más importantes: https://www.unprofesor.com/lengua-espanola/las-obras-de-teatro-de-calderon-de-la-barca-mas-importantes-3324.html

Fernández, T. y. (8 de Marzo de 2004). Biografias y vidas. Obtenido de Biografia de Pedro Calderón de la Barca: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/calderon.htm

Sadurní, J. M. (19 de Abril de 2022). Historia national geographic. Obtenido de Pedro Calderón de la Barca, el gran poeta de la Edad de Oro: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/pedro-calderon-barca-gran-poeta-edad-oro_15045