Artículo de información

José Carlos Botto Cayo y Abel Marcial Oruna Rodríguez

2 de octubre del 2023

Atari es una de esas marcas legendarias que forman parte de la cultura popular, aunque muchos desconozcan sus orígenes o su importancia en la industria de los videojuegos. Esta compañía pionera sentó las bases para el surgimiento de las videoconsolas y los salones recreativos repletos de máquinas con monedas. Sus altibajos corporativos y su icónico logo siguen presentes en la memoria colectiva.

En este artículo ahondaremos en los inicios de Atari y el papel clave que jugaron sus fundadores, Nolan Bushnell y Ted Dabney, en el desarrollo de los primeros arcade y videojuegos comerciales. Recorreremos los hitos principales de la trayectoria de esta empresa, desde el origen del nombre y el revolucionario Pong, hasta su explosivo auge en los años 70 y 80 y su posterior declive. Atari es una pieza fundamental en el rompecabezas de la era dorada de los videojuegos.

Los inicios

La historia de Atari comienza en 1971, cuando Nolan Bushnell y Ted Dabney, dos ingenieros que se conocieron trabajando en Ampex, deciden establecer su propia empresa de máquinas recreativas en California. Bushnell llevaba años fascinado con los videojuegos desde que probó Spacewar en el MIT, y tenía la visión de llevarlos a los salones recreativos (Sol, 2014).

Así nace Syzygy Co. en 1971, aunque pronto cambiaron el nombre a Atari Inc. en 1972. La palabra “Atari” significa “dar en el blanco” en japonés, en referencia al juego de mesa Go. Con su tecnología propia para mover puntos en pantalla, Atari desarrolla en 1972 lo que sería el primer éxito comercial: el revolucionario videojuego Pong (Sol, 2014).

Pese a no tener grandes expectativas inicialmente, Pong resultó ser muy adictivo y marcó un hito en la industria de las máquinas recreativas. Con un concepto sencillo de tenis de mesa para dos jugadores, logró atraer a multitudes a los salones y dio inicio a la fiebre de los videojuegos que dominaría los años 70 y 80. Atari había dado en el blanco (Sol, 2014).

Los inicios de Atari y el fenómeno Pong

Pong fue todo un fenómeno que marcó un hito en la industria de las máquinas recreativas. Rápidamente Atari instaló sus cabinas en bares y salones de todo Estados Unidos. Para 1974 se calcula que había alrededor de 100.000 máquinas de Pong originales y clones del juego en operación. El éxito fue tal, que Atari creó versiones domésticas del juego en 1975 en alianza con Sears, bajo el nombre Telegames Pong (Ferzzola, 2011).

Otros arcade clásicos de Atari

Tras la fiebre desatada por Pong, Atari continuó dominando los salones recreativos durante los años 70 con otros éxitos legendarios. Juegos como Tank, Indy 500, Space Race, Night Driver y Breakout capturaron a una nueva generación ávida de entretenimiento interactivo. La compañía perfeccionaba sus diseños de controles e introducía nuevos géneros que sentaban precedentes (Ferzzola, 2011).

En 1974, Atari recluta a sus filas a un joven programador llamado Eugene Jarvis, quien crearía para la compañía clásicos revolucionarios como el shooter en primera persona Star Wars: The Empire Strikes Back. Atari marcaba el paso de la industria arcade con sus constantes innovaciones (Ferzzola, 2011).

El nacimiento de la Atari 2600

En 1977 Atari lanza al mercado su consola Atari VCS (Video Computer System), más conocida como la Atari 2600. Esta revolucionaria consola permitía utilizar cartuchos intercambiables, dándole más vida útil a los juegos. Las ventas iniciales de la Atari 2600 fueron lentas, hasta que en 1980 Atari logró la licencia de Space Invaders, el exitoso arcade de Taito. La posibilidad de jugar Space Invaders en casa catapultó las ventas de la 2600, convirtiéndola en un éxito masivo (Ferzzola, 2011).

La gloria de la Atari 2600

Gracias a arcade clásicos como Space Invaders, Pac-Man y Defender que fueron adaptados a la 2600, la consola dominó el mercado hasta 1983. Se estima que Atari vendió 30 millones de unidades de la Atari 2600 durante su vida comercial. Junto con títulos icónicos como Adventure, Pitfall y Yars’ Revenge, la Atari 2600 fue un elemento definitorio de la cultura pop de los años 80 y sentó las bases para el futuro de las consolas (Ferzzola, 2011).

Errores legendarios

Aunque Atari dominó la industria de los videojuegos en los años 70 y 80, no estuvo exenta de curiosos errores. Uno de los más famosos ocurrió durante el desarrollo de Tempest en 1981. Su creador, Dave Theurer, al centrar el logo de Atari en pantalla accidentalmente introdujo un bug que permitía a los jugadores obtener partidas gratis infinitas (García, 2021).

El sistema anticopia del juego fallaba al detectar el logo ligeramente movido. Cuando la puntuación llegaba a ciertos valores precisos, el arcade regalaba decenas de créditos. El bug se corrigió en posteriores revisiones, pero no antes de causar pérdidas económicas y dolores de cabeza a los salones recreativos (García, 2021).

La caída de un gigante

Pese a su gloria en los 70 y principios de los 80, a mediados de esa década Atari empezó su declive. Warner Communications había comprado la empresa en 1976, y bajo su mando se tomaron decisiones controversiales que minaron la cultura innovadora de Atari. La crisis de 1983 hundió sus ganancias (García, 2021).

Para 1989 Atari estaba al borde de la bancarrota. Aunque logró sobrevivir mediante ventas y divisiones, nunca recuperó su posición de liderazgo. Hoy en día sigue existiendo, pero es sólo una sombra de la influyente Atari original que marcó una era dorada del gaming.

El ocaso de los arcade

La década de los 90 trajo consigo el inicio del ocaso para los salones arcade. Factores como el auge de las consolas domésticas más potentes y los PC, sumado a la disminución de la innovación en las recreativas, provocaron un descenso en su popularidad. Muchos locales históricos debieron cerrar sus puertas (Sol, 2014).

Sin embargo, aún hay nostálgicos que extrañan la época dorada del arcade. Por ello, en los últimos años han surgido bares y salones temáticos que rescatan aquel espíritu recreativo. Incluso algunas empresas han lanzado máquinas retro para el hogar, como la Arcade1Up Atari Legacy (Sol, 2014).

Atari hoy

Tras múltiples vaivenes corporativos y una bancarrota, Atari logró sobrevivir hasta la actualidad. Hoy en día ya no es la potencia innovadora de antaño, pero aún conserva parte del valor de su legendaria marca. Sus principales ingresos provienen de licenciar sus franquicias clásicas y desarrollar juegos para móviles.

En marzo de 2022, Atari anunció planes para construir un mega hotel y casino con temática retro en Las Vegas, buscando capitalizar la nostalgia por su gloria pasada. El proyecto se estima en más de 400 millones de dólares. El tiempo dirá si esta jugada revive el espíritu arcade de Atari o se queda en simple nostalgia (Sol, 2014).

Los video juegos en Perú

La llegada de los videojuegos al Perú se dio a mediados de la década de 1980, unos años después de que se popularizaran en Estados Unidos y otros países. Fueron los inmigrantes y viajeros los que inicialmente trajeron consigo algunas consolas como el Atari 2600 o Family Game clones de Nintendo (Vildoso Sciammaro, 2022).

Poco a poco comenzaron a surgir los primeros locales especializados en videojuegos, sobre todo en Lima. Eran lugares con unas pocas máquinas recreativas o arcade, donde los jóvenes hacían fila para jugar títulos como Pac Man, Space Invaders o Donkey Kong. El auge de estas “maquinitas” creció rápidamente en los años 80 (Vildoso Sciammaro, 2022).

A inicios de los 90 llegó al mercado peruano la popular consola Nintendo Entertainment System o NES, conocida localmente como “La Nintendo”. Millones de unidades llegaron al país y se convirtió en un elemento definitorio para toda una generación. Los cartuchos de Mario Bros, Duck Hunt y The Legend of Zelda eran los más codiciados. Así se fue forjando una incipiente industria de videojuegos en el Perú (Vildoso Sciammaro, 2022).

Conclusiones

En conclusión, la historia de Atari está llena de altibajos, innovaciones revolucionarias y curiosos errores. Esta compañía pionera sentó las bases para la industria moderna de los videojuegos, dominando por años el mercado de las máquinas arcade y las consolas domésticas. Su legado icónico perdura hasta nuestros días.

Los videojuegos llegaron al Perú en la década de 1980, inicialmente a través de inmigrantes y viajeros. Poco a poco se fueron estableciendo los primeros locales de máquinas recreativas y luego llegaron las populares consolas como Atari 2600 y Nintendo NES. Así nació en el país una floreciente industria y cultura gamer que persiste actualmente.

La historia de Atari nos enseña cómo una empresa innovadora puede revolucionar un campo entero y marcar a toda una generación, pero también está llena de giros y fracasos que muestran los riesgos del éxito. Su influencia en la introducción de los videojuegos en el Perú y Latinoamérica es innegable.

Referencias

Ferzzola, M. (6 de Agosto de 2011). Neoteo. Obtenido de La Historia de Atari: https://www.neoteo.com/la-historia-de-atari/

García, J. (4 de Julio de 2021). Xataka. Obtenido de Cuando centrar el logo de Atari en un juego de recreativas provocó que los jugadores pudieran jugar gratis : https://www.xataka.com/videojuegos/cuando-centrar-logo-atari-juego-recreativas-provoco-que-jugadores-pudieran-jugar-gratis-1

Sol, B. (7 de Junio de 2014). Ign. Obtenido de La historia de Atari: https://es.ign.com/retro/72359/feature/la-historia-de-atari

Vildoso Sciammaro, K. (29 de Enero de 2022). Gestión. Obtenido de El origen de los videojuegos y su desarrollo en el mercado peruano: https://gestion.pe/opinion/el-origen-de-los-videojuegos-y-su-desarrollo-en-el-mercado-peruano-noticia/