El metal ha caído dejando atrás los máximos de hace cuatro meses.

El precio del cobre, un metal clave para las exportaciones de Perú y Chile, ha tenido una fuerte caída en las últimas semanas y cerraría este mes de julio perdiendo casi un tercio de su valor desde el máximo nivel que alcanzó en marzo.

Entre los factores que han pesado se encuentra la incertidumbre global sobre la posible recesión económica de Estados Unidos en medio de un aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal (Fed) para controlar la inflación.

En el Perú, desde mediados de junio, la mina Las Bambas, que explica el suministro del 2% de cobre a nivel global, retomó sus operaciones tras su paralización de más de un mes, y Quellaveco anunció su primera producción de concentrado de cobre una semana atrás en la mina que representa más de US$5,500 millones.