La adolescente dijo haber sufrido violencia sexual a los 9 y 12 años, por personas cercanas al entorno familiar del padre. Entérate los detalles aquí:

El juez Felix Enrique Ramirez Sanchez a cargo del Juzgado Civil Permanente de La Esperanza en La Libertad, declaró la desprotección judicial de una adolescente y dispuso el alejamiento del núcleo familiar de forma inmediata, luego de que el Ministerio Público lo solicitara.

En la sentencia a la que tuvo acceso Laley.pe, se lee que la adolescente fue encontrada con moretones en los brazos, muy delgada y vistiendo ropa sucia.

A lo largo del proceso, el juez liberteño invocó el derecho a la autonomía progresiva de la adolescente, es decir, el derecho a participar de forma protagónica en el proceso, de manera que manifieste su voluntad en todo momento, tal es así que al ser consultada sobre su permanencia en el albergue, respondió de forma categórica: «Deseo quedarme aquí porque quiero estudiar».

Ante esta conmovedora declaración de voluntad, el juez liberteño estableció su acogimiento residencial de forma permanente en el albergue.

Es importante destacar que en los fundamentos jurídicos de la sentencia, el juez sostuvo que la adolescente poseía todas las condiciones necesarias para formar su propio juicio de valor, independientemente de la voluntad de los padres.

Así, debido a esta consideración, le notificó el contenido de la sentencia y la forma de ejecución de la misma, en términos sencillos y de manera verbal, tal como lo establece el artículo 10 del Decreto Legislativo 1297.