En un comunicado, asegura que respeta y cumple con los requisitos para designar a sus funcionarios y directivos

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) es una de las entidades que ya se encuentra en el Régimen del Servicio Civil y, en ese marco, “respeta y cumple con los requisitos establecidos para los perfiles de puestos en las designaciones de sus funcionarios y directivos”.

Así lo enfatizó el MEF en un comunicado a la opinión pública difundido esta noche, mediante el cual “rechaza cualquier insinuación que pretenda involucrar a la institución en supuestos conflictos de intereses”.
En dicho documento, Economía y Finanzas se pronuncia “en relación a la información que circula en redes sociales sobre el señor Juan Carlos Zecenarro Monge, la cual pretende vincularlo a un posible conflicto de intereses”.
Zecenarro Monge “ha laborado como directivo del MEF desde octubre del 2019, fecha en que fue designado como director general de la Oficina General de Enlace”, detalla el comunicado.
“Asimismo, ha ocupado otros cargos en el MEF. Por más de 4 años, entre los años 2012 y 2016, fue Secretario Ejecutivo del Viceministerio de Economía y director general de la Oficina General de Enlace. También ha sido asesor de alta dirección en los ministerios de la Producción y del Ambiente entre los años 2016 y 2018”, añade.
En febrero del presente año –aclara el documento–, el referido funcionario “fue designado en el cargo de jefe de Gabinete de Asesores del MEF, cumpliendo todos los requisitos académicos y de experiencia profesional requeridos en el Manual de Perfiles de Puestos”.
Una de las funciones que desarrolla el jefe de Gabinete de Asesores es participar en comisiones y/o reuniones de trabajo relacionados con asuntos de competencia del MEF que le sean encomendados, precisa.
“Por lo tanto, su presencia en distintas reuniones de trabajo, conjuntamente con otros funcionarios de la institución, se enmarcan en el ámbito del cumplimiento de sus funciones”, finaliza el pronunciamiento de Economía y Finanzas.
En contexto
Juan Carlos Zecenarro es hermano de Karla Zecenarro Monge, fiscal a cargo del Quinto Despacho de la Segunda Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios. En esa condición, la fiscal Zecenarro investiga el caso Puente Tarata.
Uno de los involucrados en este caso es Bruno Pacheco, cuya abogada, Giuliana Quiñones, solicitó públicamente que la referida fiscal sea apartada de la investigación.