Rentabilidad, seguridad y ahorro de costos son algunas de las ventajas

Desde la industria automotriz hasta la energética, la manufactura y en cualquier otro sector productivo, las empresas han estado utilizando la nube para acceder al correo electrónico, almacenar y respaldar archivos y entregar software bajo pedido.

Ahora que la pandemia del Covid-19 ha empujado a muchas personas a trabajar de forma remota, muchas empresas han descubierto que la nube es una inversión necesaria y para ello utilizan el “cloud computing”.
Según una investigación realizada por International Data Corporation (IDC), el gasto mundial en servicios e infraestructura de nube pública aumentará a casi 500 mil millones de dólares para 2023.
“El beneficio más evidente del cloud computing es que las empresas no necesitan comprar ni mantener su propia infraestructura informática”, subraya Jaime Mourão, gerente país de Stefanini-Sapia.
“En el Perú, de acuerdo a cifras de Dominio Consultores, un 66% de empresas grandes y medianas ya usan estos servicios y la inversión al cierre del 2021 llegó a 68 millones de dólares. La industria sigue en crecimiento”, explica.
Por ello, desde Stefanini Perú comparten 10 beneficios del cloud computing para las empresas:
1.- Rentabilidad financiera
Con la computación en la nube, las empresas no necesitan comprar servidores, actualizar aplicaciones o sistemas operativos, o retirar y deshacerse de hardware o software cuando no tienen datos, ya que estas tareas son responsabilidad del proveedor.
2.- Agilidad empresarial
Mediante el uso de servicios en la nube, las empresas pueden avanzar más rápidamente en proyectos y probar conceptos sin adquisiciones prolongadas y grandes costos iniciales debido al hecho de que la empresa sólo paga por los recursos informáticos que consume.
3.- Uso eficiente de los recursos
No todas las aplicaciones se utilizan por igual. Los servicios en la nube permiten al personal de TI interno centrar su atención en tareas más urgentes.
4.- Mayor seguridad
En la computación en la nube, los datos se cifran antes de que se transmitan a través de redes y se almacenan en bases de datos. De esta manera, la información es menos accesible para los piratas informáticos y otras personas que no están autorizadas a ver los datos de la empresa.
5.- Mayor movilidad
Los usuarios pueden acceder a los datos corporativos a través de teléfonos inteligentes y otros dispositivos. De esta manera, los empleados se mantienen actualizados con mayor facilidad sobre casos de clientes, solicitudes de compañeros de trabajo y otras incidencias.
6.- Insights impulsados por datos
Las transacciones de los clientes generan millones de datos; cuando se analiza, se puede extraer información valiosa que con un análisis integrado, las empresas pueden activar mecanismos de seguimiento y crear informes personalizados que aumentan la eficiencia.
7.- Aumento de colaboración
La computación en la nube permite a los miembros del equipo ver y compartir información de manera fácil y segura a través de plataformas en la nube. Además, los espacios sociales colaborativos alojados en la nube pueden conectar a los empleados de su organización y aumentar el interés y la participación en el proceso.
8.- Calidad constante
La mala calidad y los informes inconsistentes pueden ser perjudiciales para cualquier negocio. Los sistemas basados en la nube alojan todos los documentos en un solo lugar al que todos tienen acceso. Como resultado, los datos son consistentes, se pueden evitar errores humanos y se guarda un registro claro de revisiones y actualizaciones.
9.- Recuperación ante desastres
Cualquier tiempo de inactividad en los servicios que ofrece una empresa puede provocar la pérdida de productividad, ingresos y reputación de la marca. Si bien los desastres dañinos pueden ser difíciles de predecir, los servicios basados en la nube pueden proporcionar una recuperación rápida de datos para escenarios que van desde desastres naturales hasta cortes de energía.
10.- Prevención de pérdidas
Cuando el hardware local experimenta un problema, las empresas pueden perder sus datos de forma permanente. Con un servidor basado en la nube, cualquier información cargada en el sistema se mantiene segura y accesible desde cualquier computadora; todo lo que se necesita son conexiones a Internet.
 “La computación en la nube ofrece a las empresas una gran cantidad de beneficios rentables, por ello, al elegir un proveedor, es importante buscar una organización proporcione una asociación a largo plazo que evolucione con su empresa después de la implementación inicial y hacia el futuro digital”, puntualiza Jaime Mourão.