Si bien por ley se otorgan 10 días calendarios consecutivos para los padres que acaban de tener hijos, las empresas podrían plantear algunos días adicionales para seguir reforzando el vínculo entre el padre y el recién nacido.

Desde hace varios años, los padres, y la sociedad en general, están trabajando para eliminar el estereotipo que encasillaba al padre como solo proveedor de la familia. Hoy hablamos de una paternidad presente, con responsabilidades y deberes compartidos con las madres en una relación de aprendizaje mutuo.

Según Cynthia Sánchez, Directora People & Culture de ManpowerGroup Perú y Chile, muchas organizaciones buscan generar un balance entre la vida profesional y la vida personal de cada uno de los padres que forman parte de una empresa. En la búsqueda de este equilibrio trabajo-familia, la experta comparte cinco de los beneficios más valorados:

  1. Licencia de paternidad extendida: Si bien por ley se otorgan 10 días calendarios consecutivos para los padres que acaban de tener hijos, las empresas podrían plantear algunos días adicionales para seguir reforzando el vínculo entre el padre y el recién nacido.
  2. Escuela de padres primerizos: Ser un buen papá no se puede aprender en libros; sin embargo, se puede acompañar a los padres primerizos en el aprendizaje de ciertos tips que podrán ayudarlos en esta nueva etapa. Además, considerar charlas como loncheras saludables, crianza positiva, entre otras.
  3. Flexibilidad horaria: Además de repensar en las nuevas modalidades de trabajo que benefician a todos los colaboradores en general, se podría considerar flexibilidad horaria para que el padre pueda estar presente en diferentes momentos de la vida de sus hijos e hijas (inicio y fin de clases, actuaciones por el Día del Padre, temas de salud, entre otros).
  4. Seguros de salud accesibles: Sin salud, no tenemos nada; por ello, tener buenos seguros para dar tranquilidad a los padres de poder acceder a estos es un beneficio muy importante a considerar.
  5. Ferias corporativas y convenios: Acompañar a los padres, considerando ferias o convenios que les permitan obtener descuentos o beneficios adicionales como, por ejemplo, útiles escolares, instituciones educativas, entre otras.

“Todos estos beneficios, deben de ser aplicados para todas las personas que ejerzan el rol de papá, sin distinción alguna”, agrega Sánchez.

Si bien este es el marco que las organizaciones pueden brindar para que los padres gocen y ejerzan una paternidad presente, nada será posible si es que los líderes de las organizaciones no están comprometidos con el bienestar integral de sus equipos y de las distintas necesidades que los padres de familia tienen en sus hogares.