El cultivo del tubérculo andino se ha constituido en un notable impulsor de la economía regional y local en las zonas productoras generando, en el 2021, más de 26 millones de jornales de trabajo, informó el Midagri.

En el marco del “Día Nacional de la Papa”, que se celebra hoy, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), informó que el Perú se ha convertido en el primer productor de papa en América Latina, con una producción de 5.7 toneladas del tubérculo andino registrada el año pasado.

De acuerdo a las cifras obtenidas, el 2021, la producción de papa involucró una superficie cosechada de 330,790 hectáreas y un mayor rendimiento promedio de 17.1 toneladas/hectárea, generando más de 110,000 puestos de trabajo permanente. El Valor Bruto de la Producción (VBP) de la papa a diciembre del año pasado alcanzó a S/ 5,525 millones.

El Perú lidera en el continente latinoamericano la producción de papa, superando a países como Brasil, Argentina, Chile y Ecuador. Mientras, a nivel mundial, nuestro país ocupa el puesto 16 en materia de producción, que lo encabeza China, seguido de Bielorrusia, Polonia, Kazajistán, Holanda, Alemania, entre otros.

Además, el cultivo de papa a nivel nacional es producido por 711,313 familias distribuidas en 19 regiones, siendo las áreas agrícolas de mayor producción Puno, Huánuco, Cusco, Cajamarca, Huancavelica, Junín, entre otras. La producción se concentra, primordialmente, en los departamentos de la sierra en un 90%, destacando el grupo de papas nativas.

El cultivo del tubérculo andino se ha constituido en un notable impulsor de la economía regional y local en las zonas productoras generando, en el 2021, más de 26 millones de jornales de trabajo. Las papas de uso comercial (amarilla, blanca, cancha, huamantanga etc) se siembran desde los 200 msnm, mientras las papas nativas se cultivan por encima de los 3,000 metros hasta los 4,200 de altitud, donde no prospera ningún otro cultivo.

El Midagri dio a conocer que el año pasado se incrementó la exportación de subproductos a base de papa amarilla que llegó a 350 toneladas, mientras los chips de papa nativa, alcanzó las 468 toneladas, siendo los principales mercados de destino Europa y EE.UU.

Los productos procesados de papa nativa son: chips de pulpa de colores, vodka, alcohol medicinal, puré, productos de panificación, entre otros.

Sobre el volumen de las importaciones de papa, estas representan el 0.45% de la producción nacional, como lo revelan las cifras obtenidas el año pasado cuando se registraron 25,706 toneladas, principalmente el tipo de papa precocida (Países Bajos y Bélgica), que tiene demanda de las pollerías. El 98% es ofertado por la papa peruana.

Consumo de papa crece

Del mismo modo, el contenido nutricional de la papa local en una porción de 100 gramos de peso fresco puede alberga hasta 35 % de materia seca, aportando 13 mg de vitamina C, 379 mg de potasio, 44 mg de fósforo, 5 mg de calcio, 89 kilo calorías, 0.31 mg de hierro.

El producto es consumido por personas de diferentes edades por su gran versatilidad y fácil digestibilidad. La cáscara de la papa nativa posee poder antioxidante 50 veces más que la vitamina E y alcanza hasta 189 % más de antioxidantes que otro producto.

El año pasado se cerró con un consumo per cápita anual de papa de 92 kilos. En el período que oscila desde el año 2011 hasta el año 2021 se ha incrementado el consumo pasando de 76 kilos a 92 kilos por persona. Solo en los últimos dos años como consecuencia del COVID-19, se observó el aumento de la compra de papa en las familias de 2 a 3 kilos interdiarios hasta los 12 y 20 kilos por semana.