En el 2021, el 73% de los participantes de los programas de LHH DBM Perú se recolocó en un trabajo dependiente, 16% emprendió un negocio propio, 9% se dedicó a la consultoría y 2% se dedicó a la jubilación activa.

Fernando Miranda, consultor asociado de LHH DBM Perú, quien acompaña a estas personas en sus procesos de recolocación laboral o emprendimiento, comentó algunos factores clave que nos ayudarán a emprender de forma exitosa:
1. Emprender desde la experiencia y el conocimiento. Lo primero que puede aprovechar una persona que quiere emprender, es su experiencia, puede sonar obvio, pero no necesariamente lo es. El haber sido usuario o contratante de determinados servicios, insumos o productos, nos ayuda a detectar problemas o falencias en el proceso. Esto se puede volcar en desarrollar una solución, o mejorar los servicios y productos que existen en el mercado, lo cual es un estupendo punto de partida.
2. Emprender en algo que nos apasiona y motiva. Existen muchas personas que nunca en su vida han trabajado por ejemplo en un restaurante, pero les encanta cocinar y atender a las personas, y a pesar de no tener la experiencia en esta actividad, su personalidad y su gusto por ésta, lo pueden hacer muy exitoso. También cuando el negocio está vinculado con una visión de vida y valores personales. No tiene necesariamente la experiencia, pero la motivación por dicha actividad será un motor importantísimo para ser exitoso.
3. Desarrollar habilidades comerciales. Un negocio requiere que salgamos de nuestra zona de confort, debemos relacionarnos con personas, aprender a vender el negocio y vendernos profesionalmente. Si no tienes esta habilidad es importante que encuentres la manera de incorporarla, porque será clave para el desarrollo de tu negocio.
4. Abrirnos a la tecnología. El emprendedor hoy en día necesita aprovechar las herramientas que existen en el mercado para llevar un adecuado planeamiento y control del negocio, para desarrollar sus procesos de manera más eficiente. Incluso algunas de estas herramientas pueden ser gratuitas, pero se necesita apertura y hay que estar dispuesto a que nuestro modelo de negocio cambie.
5. Una red de contactos potente. Permite que tu emprendimiento pueda ser conocido, valorado y respetado; porque muchas de esas personas que te conocen y conocen tu negocio, evidentemente funcionan como antenas retransmisoras de información valiosa y también son receptoras de información valiosa para ti.
“Finalmente, emprender es un camino de constancia y perseverancia. Si en base a tu experiencia, identificas falencias y oportunidades que tú puedes cubrir; si tienes algo que te genera pasión, vale la pena evaluarlo seriamente y atreverse”, puntualizó Fernando Miranda.