MEF publicó Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas 2022-2025

Según el Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas (IAPM) del Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2022-2025, el producto bruto interno (PBI) nacional crecería 3.6% en el presente año.

Dicho crecimiento estaría asociado a la mayor apertura de las actividades económicas más afectadas por el covid-19, la recuperación de la demanda interna asociada a la continuidad del impulso de la inversión pública y gasto privado, y la dinámica favorable de las exportaciones, en un contexto de mayor oferta minera y altos precios de las materias primas. Esta recuperación de la economía en 2022 será fundamental para la generación de empleo e ingresos.
Asimismo, el informe considera que el gasto público, principalmente, la inversión pública contribuirá a sostener el crecimiento en 2022. Se prevé que la inversión pública aumente en 11% gracias a que en este año se ejecutará un presupuesto histórico alrededor de 58,000 millones de soles muy por encima de años previos, y se viene implementando una serie de medidas que elevarán la ejecución de las inversiones.
Asimismo, la continuidad de proyectos importantes como los relacionados al Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad (PNIC) y a la reconstrucción.
En cuanto a la inversión privada el informe destaca que impulsará la economía el desarrollo de un conjunto de proyectos de infraestructura y vivienda formal, así como el aumento de las inversiones mineras ante la construcción de las últimas etapas de Quellaveco y la Ampliación de Toromocho.
“Estas mayores inversiones favorecerán a la generación de empleo, ingresos y consumo de las familias. Además, las exportaciones se mantendrán dinámicas por el inicio de producción de nuevos proyectos mineros, mayores envíos agroindustriales y altos precios de las materias primas”, destaca el informe.
Para el periodo 2023 y 2025, el PBI alcanzaría una tasa de crecimiento promedio de 3.3%, favorecido por la recuperación progresiva de la demanda interna, sobre todo de la inversión privada que crecería en promedio 2,8%, principalmente, por el impulso de la inversión en infraestructura, en la que se destaca la actualización del Plan Nacional de Infraestructura (PNIC) y la ejecución de obras priorizadas bajo el esquema de Asociaciones Público-Privadas (APP), y la mayor inversión minera, en línea con el inicio de construcción de nuevos proyectos.
Además, las exportaciones continuarán dinámicas por el inicio de producción de nuevos proyectos mineros como Yanacocha Sulfuros y Corani, y mayores envíos de agroexportación, en un contexto en el que los socios comerciales de Perú continuarán retornando a su senda de crecimiento previa a la crisis, lo que permitirá impulsar la demanda de nuestros productos de exportación.
Asimismo, continuará la recuperación progresiva de los sectores económicos más afectados por la pandemia asociados al turismo -como restaurantes, hoteles y transporte-, en un escenario de retorno gradual a la normalidad e impulso de medidas para su reactivación.
Cabe mencionar que el Gobierno dará un nuevo impulso a la competitividad y productividad de la economía a través de la actualización del Plan Nacional de Competitividad y Productividad, promoción de la diversificación productiva mediante las mesas ejecutivas, impulso de la Política Nacional de Inclusión Financiera y avanzar con el proceso de adhesión del Perú a la OCDE.
Finanzas públicas
En 2022, se prevé que el déficit fiscal y la deuda pública se ubiquen en 2.5% del PBI y 34.7% del PBI, respectivamente. El gasto no financiero del gobierno general será equivalente a 22.1% del PBI y estará orientado a brindar soporte en un contexto de incertidumbre por la emergencia sanitaria y tensiones geopolíticas, y se destinará a fortalecer sectores prioritarios y estratégicos e impulsar la actividad económica a través de la inversión pública.
Mientras que, los ingresos del gobierno general crecerían 1.5% en términos reales (21% del PBI), menor al crecimiento económico esperado debido al efecto base del 2021 por el pago de impuestos extraordinarios provenientes del sector minero, sin los cuales los ingresos fiscales crecerían 4.5% real.
Para los siguientes años, se continuará con un proceso de retorno gradual al cumplimiento de las reglas fiscales de mediano plazo, bajo el marco de un manejo responsable de las finanzas públicas, por lo cual se remitió el Proyecto de Ley N° 1763/2021-PE al Congreso de la República.
La iniciativa legislativa propone establecer que el déficit fiscal no debe ser mayor a 2.4% del PBI en 2023; a 2% del PBI en 2024; a 1.5% del PBI en 2025; y a 1% del PBI de 2026 en adelante. Además, se plantea que la deuda pública no debe ser mayor a 38% del PBI y que en un horizonte máximo de 10 años debe ubicarse por debajo del 30% del PBI.
De esta manera, bajo el cumplimiento conjunto de las reglas fiscales, la deuda pública seguirá una trayectoria decreciente bajo la consolidación fiscal prevista, hasta ubicarse en 33,2% del PBI en 2026, 30.8% del PBI en el año 2030, 26.6% del PBI en 2040 y 24.1% del PBI en 2050, con lo que continuará posicionándose como una de las más bajas de la región y entre economías emergentes.
Esto es clave para mantener una baja percepción de riesgo, acceso a los mercados de capitales en condiciones favorables, y maximizar el espacio presupuestal para dedicar gasto público a usos productivos en beneficio del país.
Además, para los siguientes años, los ingresos fiscales y el gasto público serán consistentes con la recuperación de la economía, precios de exportación que se irán modulando (pero aún en niveles elevados) y medidas fiscales favorables.
Los ingresos fiscales crecerían en promedio 2.6% real entre 2023 y 2025, alcanzando un 20.7% del PBI para este último año, consistente con una economía que crezca en promedio 3.3% real anual y precios de exportación que registrarían una normalización a la baja.
Por su parte, el gasto público crecerá de manera ordenada en función a las reglas fiscales y los ingresos disponibles, a un ritmo promedio de 8.5 mil millones de soles por año a partir de 2023 (promedio 2009-2019: 8.2 mil millones de soles).
Cabe señalar que dichas proyecciones no son fijas y se encuentran sujetas a la evolución de los ingresos fiscales, de modo que las acciones que se tomen para expandir la recaudación tributaria financiarían un mayor gasto. Por ello, será importante que en los siguientes años se continúen los esfuerzos por incrementar los ingresos permanentes y dotar de mayor eficiencia al gasto público, bajo una gestión que priorice la disciplina fiscal.
Pueden encontrar el Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas (IAPM) del Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2022-2025 en el siguiente link: