Enrique Planas

Escritora, periodista, pensadora y activista feminista, inquieta viajera, divulgadora del arte peruano, profunda creyente católica: la vida de Zoila Aurora Cáceres, una de las autoras más influyentes en la década del veinte y treinta del siglo pasado, es una de las más polifacéticas entre las intelectuales de su generación. Por lo mismo, asombra que su legado resulte prácticamente olvidado en los anales de la historia literaria y política peruana.

¿A qué se debe que la hija del mariscal Andrés Avelino Cáceres haya sido removida casi quirúrgicamente de nuestra historiografía? Para la investigadora Sofía Pachas, es difícil encontrar una sola razón, en un país cuyos investigadores por años hicieron poco por destacar el papel social de las mujeres.

Zoila Aurora Cáceres vestida de gala. La investigación a cargo de Sofía Pachas busca visibilizar su figura como una de las principales intelectuales peruanas y una de las más comprometidas feministas. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)
Zoila Aurora Cáceres vestida de gala. La investigación a cargo de Sofía Pachas busca visibilizar su figura como una de las principales intelectuales peruanas y una de las más comprometidas feministas. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)

Zoila Aurora Cáceres es un personaje con muchas facetas. En sus últimos años, el lugar de su literatura en el canon se está revisando, pues no fueron solo escritores hombres los que lideraron los movimientos literarios de la época. Gracias a la reedición de una de sus novelas, ‘La rosa muerta’, se le está colocando dentro del grupo modernista, con el interés que merece”, explica.

Para Pachas, quizás una de las respuestas para explicar en algo este injusto olvido tenga que ver con que la autora publicaba básicamente en París y Madrid. De sus ocho novelas, solo una, “La ciudad del Sol”, fue editada en el Perú.

La familia Cáceres Moreno en pleno. Nacida en 1872, Zoila Aurora fue hija del Mariscal Andrés Avelino Cáceres y de Antonia Moreno. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)
La familia Cáceres Moreno en pleno. Nacida en 1872, Zoila Aurora fue hija del Mariscal Andrés Avelino Cáceres y de Antonia Moreno. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)

Exposición urgente

“Zoila Aurora Cáceres: compromiso y legado intelectual” es el título de la exposición bio-bibliográfica recientemente abierta en el C.C. Inca Garcilaso, del Ministerio de Relaciones Exteriores. Responsable de la curaduría, Pachas busca con esta muestra visibilizar su figura como una de las principales pensadoras peruanas y una de las más comprometidas feministas.

Inquietud y militancia que tuvieron como potente aliada a la escritora cusqueña Clorinda Matto, “la madre intelectual” de Cáceres, a decir de la historiadora sanmarquina. “En sus artículos, Matto reflexionaba sobre la necesidad de mejorar la educación de las mujeres en oficios, para que tuvieran un rol más participativo en la sociedad. Zoila Aurora tomó este discurso para llevarlo un paso más allá”, afirma.

Cáceres en su estudio. En 1905, estableció en Lima el Centro Social de Señoras, que en 1924 se consolidó como Feminismo Peruano. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)
Cáceres en su estudio. En 1905, estableció en Lima el Centro Social de Señoras, que en 1924 se consolidó como Feminismo Peruano. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)

Después de la guerra civil entre Piérola y Cáceres, la familia del héroe de La Breña tuvo que exiliarse en Argentina, y con ellos salió Clorinda Matto, quien fundó en Buenos Aires la revista ‘Búcaro Americano’. Allí aparecen los primeros artículos de Zoila Aurora, enfocados en la condición de la mujer”, explica.

Como señala la curadora, la exposición está basada en tres ejes. El primero, tiene que ver con su activismo feminista, el segundo con su actividad literaria, mientras que el tercer aspecto aborda su interés por difundir el arte peruano a nivel continental.

Nacida en 1872, Zoila Aurora fue hija del Mariscal Andrés Avelino Cáceres y de Antonia Moreno. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)
Nacida en 1872, Zoila Aurora fue hija del Mariscal Andrés Avelino Cáceres y de Antonia Moreno. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)

Fue muy difícil reunir sus libros, publicados sobre todo en el extranjero”, señala la investigadora, quien solo pudo conseguir cinco de los ocho libros que publicó en total. Asimismo, la muestra incluye una notable lista de medios en los que publicaba, entre ellos El Comercio, firmando con el seudónimo de “Evangelina”, además de una profusa colección fotográfica. “Gracias a toda esta información reunida, podemos saber el alcance que tuvo su producción periodística y sus vínculos literarios”, afirma la especialista.

Luchadora feminista

Sin embargo, como destaca la curadora, el papel de Zoila Aurora Cáceres en nuestra historia trasciende la escritura de ficciones y ensayos. Desde muy joven, ella empezó a desarrollar proyectos educativos para las mujeres, a partir del Centro Social de Señoras, inaugurado en 1905.

Retrato de la escritora publicado en la portada de “Ilustración Peruana”, en mayo de 1911. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)
Retrato de la escritora publicado en la portada de “Ilustración Peruana”, en mayo de 1911. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)

Luego, en 1924, fundó el colectivo Feminismo Peruano, segundo grupo de su tipo en nuestro país, tras el que creara María Jesús Alvarado en 1914. A decir de Sofía Pachas, lo mas importante que llegó a hacer el movimiento feminista de Cáceres fue su campaña, en 1931, por la inclusión del derecho al voto de las mujeres en el seno de la Asamblea Constituyente creada para cambiar la constitución promulgada por el presidente Leguía.

Fue una campaña muy poco investigada hasta hoy, en la que ella generó un fuerte vínculo entre hombres y mujeres de diferentes provincias, y que puede leerse en su correspondencia actualmente al cuidado de la Biblioteca Nacional”, señala. Si bien fueron cinco meses de mucha actividad, los congresistas de la época llegaron a discutir los derechos civiles de las mujeres, y aprobaron un “voto municipal” femenino en 1931, pero su ley nunca llegó a reglamentarse. Así, las mujeres debieron esperar veinticinco años más, en 1956, para ejercer el derecho electoral.

Zoila Aurora Cáceres en una de sus conferencias en Lima. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)
Zoila Aurora Cáceres en una de sus conferencias en Lima. (Foto: C.C. Inca Garcilaso)

Sin embargo, como afirma Pachas, esto no quiere decir que la campaña impulsada por Cáceres, más allá de su fracaso político, no haya tenido importancia. “Ella continuó por años escribiendo sobre el derecho al voto de las peruanas, llegando a reunir firmas para demandarlo”, dice.

Esta escritora comprometida con la causa feminista falleció en Madrid en 1958, a los 86 años. Su militancia se mantuvo activa hasta la década del 40, asistiendo a asambleas y congresos vinculados con los derechos de la mujer. La muestra abierta en el C.C. Inca Garcilaso es la primera dedicada a recuperar su legado. Es probable que, muy pronto, empecemos a oír mucho más de Zoila Aurora Cáceres y de sus batallas.