Las familias peruanas optaron por el consumo de especies como bonito, pota, jurel, lisa y merluza durante la Semana Santa.

Durante la Semana Santa 2022, del 11 al 17 de abril, el abastecimiento de pescado fresco a los mercados mayoristas pesqueros creció en 35% en Lima Metropolitana, respecto la semana anterior y 17% con respecto a celebración del año pasado (3,600 toneladas métricas).

De acuerdo a cifras del Ministerio de la Producción (Produce), se registró un ingreso total de 4,200 TM de recursos pesqueros para su consumo local, procedente de las localidades de Pucusana, Callao, Huacho, Piura, Ancón, Tumbes, Chiclayo e Ilo.

Se observó un incremento en la oferta de pescado respecto a la semana anterior: la venta de bonito creció en 75%, la pota 26%, el jurel 7%, el falso volador en 55%, lisa en 6%, merluza en 4% y tiburón azul en 50%. Esto permitió abastecer el aumento de la demanda por la industria gastronómica, restaurantes y centros de comercialización, por la utilización de pescado fresco, dinamizando y mejorando así la economía local.

Si bien se registró el aumento del precio de los principales recursos pesqueros en esta semana, respecto a la anterior, debido a la mayor demanda, este incremento varió entre 3% al 30%, fenómeno regular durante estas celebraciones.

Interior del país

En los mercados mayoristas regionales, el ingreso de pescado fresco en esta semana de pascuas aumentó en 12%, respecto a la semana anterior, equivalente a 3,000 TM comercializadas para su consumo local por las familias peruanas.

“El aumento de las ventas significa la mayor dinamización de ingresos y empleo descentralizados como resultado de la extracción y comercialización de recursos hidrobiológicos”, destacó Produce.

La especie de mayor demanda en las regiones fue el bonito con 723 TM comercializadas. Destacaron también los altos volúmenes de ventas de caballa en 717 TM, jurel 674 TM, falso volador 109 TM, pota 109 TM, tiburón azul 73 TM, raya 50 TM y merluza 44 TM.