A pesar de que la guerra se desarrolla a miles de kilómetros, las familias peruanas sí sentirían los estragos de un fuego cruzado entre Rusia y Ucrania.

El avivamiento de la tensión geopolítica entre Rusia y Ucrania ha encendido las alarmas en muchas economías del globo. El conflicto ha llegado a su punto más álgido luego de que este jueves 24 de febrero el presidente ruso Vladimir Putin anunciase el inicio de la guerra mediante una operación militar en Ucrania para defender a los separatistas en el este del país. Esto ocurre en medio de las sanciones de parte de Estados Unidos y otras naciones de occidente y la Organización del Atlántico Norte (OTAN),

Lo cierto es que las familias peruanas sí sentirían los estragos de un fuego cruzado entre Rusia y Ucrania a pesar de que el conflicto se desarrolla a miles de kilómetros.

La razón es sencilla: la economía mundial y los mercados financieros, de divisas y materias primas se encuentran interconectados.

Arturo García, profesor de ESAN Graduate School of Business, resaltó que el grado del mismo dependerá de la intensidad, duración y magnitud del conflicto; es decir, “si únicamente se focaliza entre Rusia y Ucrania o si se suman otros actores como la Organización del Atlántico Norte (OTAN) y EE. UU.”.

Por su parte, Jorge Barrionuevo, asesor de finanzas en Renta 4 SAB, acotó que la situación ejercerá presión en la cotización de los commodities agrarios y el petróleo; lo que también afectará a la inflación local, puesto que la fortaleza de la nación eslava se encuentra en la exportación del crudo y granos.

Petróleo

Desde el 10 de enero del 2022, fecha en la que rusos y estadounidenses iniciaron las negociaciones en Ginebra, el crudo ha incrementado más su valor del que había terminado en 2020. Así, el carburante estadounidense WTI paso de costar US$ 78,23 a US$ 92,35; su estimación más alta llegó el 14 de febrero (US$ 95,46). Su par británico, Brent, alcanzó los US$ 96,84 este 22 de febrero, luego de haberse ubicado en US$ 80,87.

Cotización del crudo de Brent y el petróleo WTI; según Bloomberg. Foto: captura Bloomberg.

El petróleo podría llegar de US$ 120 a US$ 140, agregando alrededor de 2 puntos porcentuales a la inflación general en las economías avanzadas; adelantó Capital Economics a Bloomberg.

Si bien los envíos del crudo ruso son casi nulos o limitados a nuestro país, los expertos afirman que la oferta y la demanda de los otros tipos, como el WTI y el Brent si se ven alteradas.

“Definitivamente, esto sí va a afectar porque se va a traducir en una mayor subida de los precios del petróleo global y de los combustibles locales, ya que las empresas tienen que importarlo y lo tienen que hacer a los precios que rigen en el momento”, advirtió Aurelio Ochoa, ingeniero y expresidente de PerúPetro.

Foto: Andina.
Foto: Andina.

Ochoa detalló que el Perú consume 200.000 barriles de petróleo a diario e importa entre 180.000 o 200.000 barriles en el mismo lapso. Del crudo adquirido, el 75% del petróleo es importado, pormenorizó Barrionuevo, y proviene de Ecuador, Brasil o Colombia.

En lo que va del año, los precios de referencia de los combustibles, que publica el Osinergmin, presentaron un alza acumulada de hasta S/ 1,63 por galón, como el diésel B50-2500 ppm que pasó de S/ 9,82 el 27 de diciembre a S/ 11,47 en esta semana.

Granos

Los rusos han consolidado sus exportaciones de trigo desde el 2017. En tanto, Ucrania podría ser el tercer mayor exportador mundial de maíz en el 2022 y el cuarto mayor exportador de trigo; según el Consejo Internacional de Cereales.

La entidad dio cuenta que en enero el trigo se encareció un 27,3% más que en el mismo periodo del 2021; y el maíz un 14,2% más. Por su parte, Bloomberg reporta un aumento de los futuros de ambos granos entre el 10 de enero y el 22 de febrero de 10,6% (trigo) y un 10,8% (maíz).

Desde el 2017, el mercado ruso del trigo se ha convertido en uno de los principales del mundo. Foto: difusión
Desde el 2017, el mercado ruso del trigo se ha convertido en uno de los principales del mundo. Foto: difusión

Ucrania y Rusia representan una cuarta parte de las exportaciones mundiales.

En el 2021, nuestros principales proveedores del trigo fueron Canadá (1 395 580 TM), Estados Unidos (214.989 TM), Argentina (177.685) y Rusia (65.728 TM); conforme información del Midagri. El maíz llegó desde Argentina (893 548.484 CIF), Estados Unidos (158 292.349 CIF), Brasil (13 741 938 CIF) y Bolivia (6 470 525 CIF).

Ramón Diez, experto en economía agrícola de la universidad Agraria, explicó que el valor de los granos crecería más, ya que el conflicto ruso-ucraniano se ha sumado a la escasez de los mismos por la fuerte sequía que azota a Brasil y Argentina; ambos productores y exportadores de maíz y trigo.

Alta inflación, dólar alto y fuga de capitales de la BVL

La inflación en nuestro país tocó su techo más alto en 13 años, en el 2021; no obstante, en enero, este indicador fue el más bajo en nueve meses al registrar solo un 0,04%, según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP). Barrionuevo detalló que un factor que sumó al resultado fue la caída del dólar, que acumula un -6,26% en el 2022.

Ambos resultados fueron como consecuencia de las siete alzas continuas de la tasa referencial por parte del BCRP, que hoy se ubica en 3,5%.

En la última sesión el BCRP intervino con la venta spot de un millón de dólares. Foto: AFP
En la última sesión el BCRP intervino con la venta spot de un millón de dólares. Foto: AFP

El analista también aseguró que la Bolsa de Valores de Lima es el mercado que más ha subido en el mundo con cerca del 20%; pero este escenario casi bélico ha impactado escuetamente al parque capitalino.

“El mayor crecimiento se dio en enero y ahora que se ha reactivado este conflicto vemos que ha habido una ligera caída en la BVL que ha estado correlacionado con el S&P 500 que es el índice de EE. UU.”, relató.

Una intensificación del conflicto en Europa del Este podría “alimentar las presiones inflacionarias en todo el mundo y, en la medida que sea duradero este conflicto armado, podría hacer que el BCRP suba la tasa de referencia para efecto de contrarrestar”, manifestó García.

Y es que, los inversionistas dejarían el apetito por el riesgo para refugiarse en el dólar con lo que su cotización se incrementaría. “Saldrían los capitales golondrinos de las bolsas emergentes como Perú, ya que la mayor parte de inversionistas son extranjeros, eso hará que vendan títulos y vendan soles y compren dólares y subirá el tipo de cambio, aunque los precios de los minerales y la balanza comercial peruana ayudarían a mitigar esto”, especificó.

Los sectores finalizaron de manera dispareja con ganancias solamente para las finanzas (0,21%) y minería (0,54%). Foto: Andina
Los sectores finalizaron de manera dispareja con ganancias solamente para las finanzas (0,21%) y minería (0,54%). Foto: Andina

Otro actor que está atento es la Reserva Federal de Estados Unidos, que debe anunciar el próximo mes si eleva o no su tasa referencial para combatir la inflación que en enero llegó a un firmó interanual de 7,5% y que podría aumentar con el alto precio del petróleo; no obstante, “el incremento del petróleo podría desencadenar que esta sea mayor a 25 puntos básicos si es que Rusia y Ucrania no ponen un alto a la crisis”, advirtió García, con lo cual el billete verde podría repuntar más.