Reporte de la Diresa revela que, a pesar del incremento de las defunciones, en febrero la cifra de contagios se ha reducido en Áncash en comparación de los registrados en enero

En los primeros 11 días de febrero ya se han reportado 54 defunciones por la COVID-19 en Áncash, lo que representa el 64% de las muertes registradas en el primer mes del año.

En aumento

La Dirección Regional de Salud (Diresa) informó que en las últimas horas se reportaron 13 muertes en Áncash a causa del coronavirus. Entre las víctimas figura un joven de 27 años, procedente del distrito de Nuevo Chimbote, quien estuvo internado en el Hospital III de Essalud.

Es así que, desde el 1 al 11 de febrero, se han registrado 54 muertes en nuestra región, una media de cinco decesos por día.

La cifra de defunciones de febrero representa el 64% de los casos reportados en enero último, mes en el cual dejaron de existir 84 personas a causa del coronavirus.

De acuerdo al personal de salud, muchas de las víctimas mortales no contaban con la vacunación completa contra este temido virus. Otros pacientes no lograron superar la enfermedad debido a que llegaron a los centros hospitalarios en una condición sumamente crítica.

Contagios

En enero de este año se reportaron 29,622 casos positivos de la COVID-19 en Áncash, cifra que superó ampliamente el registro obtenido en los meses anteriores.

No obstante, en febrero se ha empezado a notar una disminución en los contagios. Hasta el 11 de este mes se han reportado 2,275 casos positivos, lo que representa apenas el 7.6% del registro del primer mes del año.

Las autoridades del sector salud consideran que en enero los contagios se dispararon como consecuencia del incumplimiento de las medidas de bioseguridad durante las fiestas de fin de año.

Vacunación

De otro lado, la Diresa informó que la población joven es la que en menor porcentaje ha recibido la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19.

En la actualidad, son más de 400 mil personas en nuestra región, quienes ya cuentan con la denominada dosis de refuerzo.

Gran parte de este grupo son adultos mayores y adultos. No obstante, las personas entre 18 a 30 años son las que menos han acudido a los vacunatorios de Áncash para recibir su inoculación de refuerzo.

Ante esta situación, el personal de salud recomendó a toda la población ancashina a acceder a la tercera dosis de la vacuna (la cual se aplica 90 días después de haber recibido la segunda inyección), pues de esta manera el organismo se encontrará preparado para afrontar un contagio y las posibilidades de presentar un cuadro crónico se reducen.