Divisas latinoamericanas impulsadas por materias primas cierran con fortaleza en enero

Los precios del petróleo y los metales, impulsados por las expectativas de más estímulos en China, fortalecieron a las monedas latinoamericanas vinculadas a las materias primas en el último día de enero, lo que también ayudó a la mayoría de las unidades regionales a registrar fuertes ganancias en el primer mes del 2022.

De acuerdo con Reuters, el real de Brasil fue el que más subió entre sus pares con un 1,6% más, seguido de un aumento reciente en los precios del mineral de hierro chino, que alcanzó un máximo de cinco meses la semana pasada. La fortaleza del valor del mineral, junto con las expectativas de un mayor endurecimiento de la política monetaria en el gigante sudamericano, ayudó al real a ganar un 4,9% en enero.

El peso de Chile se fortaleció un 1,5% frente al dólar después de un rebote en los precios del cobre. Los costos del metal rojo ascendieron debido a que los mercados de los principales consumidores de metales de China cerraron por el feriado del Año Nuevo Lunar de una semana de duración. El peso agregó un 6,5% este mes y superó a sus pares regionales.

El sol peruano también se benefició de los sólidos precios del cobre durante el mes al sumar un 3,8% en enero.

El peso de Colombia, exportador de petróleo, se incrementó en un 0,3% después de que los precios del crudo se mantuvieran elevados por la escasez de suministro y las tensiones políticas en Europa del Este y Medio Oriente. El Banco Central de Colombia también elevó su tasa de interés de referencia en 100 puntos básicos a 4% el viernes, el mayor aumento mensual en décadas.

Por su parte, el peso de México subió un 1% el lunes, pero quedó rezagado con respecto a sus pares en enero en medio de preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento económico. Los datos mostraron que la economía del país azteca se contrajo por segundo trimestre consecutivo en el último del 2021 al entrar en una recesión técnica.

Reunión de bancos centrales en la mira

El enfoque de esta semana está en las decisiones de los principales bancos centrales. Se espera que el Banco de Inglaterra eleve su tasa de política clave en 25 puntos básicos para combatir la creciente inflación, mientras que el Banco Central Europeo mantiene las tasas y se aferra a su argumento de inflación transitoria.

En tanto, en los mercados emergentes, especialmente en América Latina, aumentaron sustancialmente las tasas de interés hasta 2021 para frenar el incremento de la inflación.

El Fondo Monetario Internacional dijo este lunes 31 de enero que la intervención oportuna de la política monetaria ha mantenido ancladas las expectativas de inflación a largo plazo en América Latina, incluso cuando los precios crecieron más en 15 años en algunas de las principales economías de la región.

Aun así, el organismo señaló los riesgos del aumento de los costos de las materias primas, la debilidad de las divisas y la demanda reprimida de los consumidores.