Diferencia es de más de 11,300 decesos

Un total de 11,315 decesos es la brecha que se registra entre las cifras actuales por decesos del COVID-19 que maneja el Ministerio de Salud (Minsa) y las que se atribuyen a la pandemia en el Sistema Nacional de Defunciones (Sinadef).

Diferencia. En efecto, el Sinadef ha reportado en diciembre pasado 12,847 fallecimientos presuntamente debidos al nuevo coronavirus -entre otras infecciones respiratorias-, mientras que el Minsa registró 1,532 decesos, de acuerdo con los comunicados diarios oficiales de dicha entidad.

Por ejemplo, el miércoles 1 de diciembre el Sinadef reportó 424 decesos; el jueves 2, 405; el viernes 3, 402; el sábado 4, 409; y el domingo 5, 403 fallecidos en todo el Perú. Los números mantuvieron dicho índice hasta el fin de mes.

Tales indicadores no se condicen con las cifras reportadas por el Minsa en sus comunicados oficiales.

El despacho que está bajo la responsabilidad del ministro Hernando Cevallos registró durante los mismos días mucho menos fallecidos por la pandemia (ver infografía).

Cabe indicar que el cálculo de defunciones del Sinadef se hizo cuantificando las muertes consignadas bajo el rótulo “sin registro” que diariamente publica.

De acuerdo con el infectólogo Julio Cachay si bien dicho ítem no dice específicamente el motivo de las muertes, este comprende los decesos del coronavirus, pero también otras enfermedades que producen cuadros de insuficiencia respiratoria grave.

“No podríamos ponerle a todos COVID-19″, advirtió.

DISCREPANCIA. Durante el ejercicio para recopilar el número de defunciones por la pandemia según el Minsa, Correo detectó que hay una gran discrepancia entre los números que el portafolio difunde en sus comunicados de prensa y sus redes sociales, una diferencia de nada menos que del 59%.

En efecto, de acuerdo con la Sala Situacional, en diciembre pasado hubo 1,532 muertos, mientras que según lo consignado en la mencionada red social, esta cifra fue de 631, 901 menos.

ANÁLISIS. En diálogo con Correo, Jesús Valverde, expresidente de la Sociedad de Medicina Intensiva, advirtió que la llegada de la tercera ola del COVID-19 “golpeará” al sistema de salud.

“Actualmente estamos saturados. Atendemos a pacientes COVID-19 y con otras graves enfermedades en las salas de hospitalización y en UCI. Entonces, cualquier incremento de casos generará un colapso rápido de las instalaciones de salud. Hoy estamos casi al borde de nuestra capacidad”, remarcó.

Precisó que el 60% de pacientes en hospitales tienen otras enfermedades y un 40% el COVID-19.

“Tenemos una reserva de 500 camas, pero están inoperativas por falta de mantenimiento o por la falta de recurso humano. Tenemos a personal médico que aún está de licencia. Eso nos limita mucho para la operatividad”, enfatizó Valverde.

A su turno, el epidemiólogo Jorge Samamé indicó que el aumento de casos responde a las aglutinaciones generadas en centros comerciales y otras actividades que infringieron las normas sanitarias.

Por su parte, el infectólogo Cachay, de la Universidad Ricardo Palma, explicó que el desfase entre las cifras de muerte proporcionadas por el Ministerio de Salud y el Sinadef se debe a que manejan “datos distintos”.

“El desfase del registro entre el Sinadef y el Minsa se explica porque en el primero se acumulan todas las posibles causas de muerte, en cambio el Ministerio de Salud bota los casos confirmados por COVID-19″, explicó.

Sobre el aumento del número de infecciones del COVID-19, estimó que el registro del Minsa lo advertirá a fines de enero.

“En dos o tres semanas se verá en los registros del Minsa el descuido de las personas que acudieron masivamente a los centros comerciales y otros espacios cerrados por fiestas de fin de año”, dijo.

Aseguró que en estos momentos el país ya se encuentra en una etapa de transmisión comunitaria de la variante ómicron.

Para el director de Vigilancia de Salud Pública del CDC, César Munayco, expresó que la flurona -evento reportado en Israel en una gestante y que se trata de la coinfección por influenza y COVID-19- podría replicarse en nuestro país.

“Tenemos que vacunarnos las dos o tres dosis (contra el COVID), así como la vacuna contra influenza cada año”, resaltó Munayco.