Jornada adversa para los metales. El metal rojo, a tres meses en la LME, caía un 0,6% a 9.390 dólares la tonelada. Similar situación para el zinc y plomo.

El cobre operó con bajas este martes 14 de diciembre, mientras que el aluminio cayó debido al aumento de inventarios en almacenes registrados en la Bolsa de Metales de Londres (LME).

Según reportó Reuters, las pérdidas del aluminio al cierre de la jornada eran limitadas por expectativas de una demanda sólida y suministros ajustados del principal productor, China.

En esta línea, el precio del aluminio referencial en la LME perdía un 1,1%, a 2.626 dólares la tonelada, revirtiendo ganancias anteriores que llevaron los precios a 2.665,25 dólares, el nivel más alto desde el 2 de diciembre.

“El aluminio ha bajado mucho comparado con otros metales básicos, parece barato ante la buena demanda a nivel mundial”, dijo Dan Smith, de Commodity Market Analytics.

El especialista añadió que la oferta china podría subir si el gobierno antepone el crecimiento al medio ambiente, aunque no lo suficiente como para aliviar de forma significativa la escasez.

En tanto, el cobre, a tres meses en la LME, caía un 0,6% a 9.390 dólares la tonelada; el zinc bajaba un 1% a 3.290 dólares; el plomo cedía un 0,6% a 2.285 dólares; el estaño cotizaba casi sin cambios a 38.750 dólares; y el níquel restaba un 1,1% a 19.505 dólares.