Un fuerte sismo de magnitud 5.2 sacudió la Provincia Constitucional del Callao a la 1:33 horas de hoy, según reportó el Instituto Geofísico del Perú.

El movimiento telúrico tuvo una profundidad de 65 kilómetros y se sintió con mucha fuerza, alarmando a chalacos y limeños.

La Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú indicó que el sismo no genera tsunami en el litoral peruano.

Por su parte, el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Lima Metropolitana, coordina con los centros de operaciones de emergencia distrital de los gobiernos locales de la capital para detectar posibles afectaciones tras sismo de 5.2 que tuvo como epicentro Callao, señaló la Municipalidad de Lima.

¿Qué hacer en caso de sismo?

El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) recuerda que nuestro país pertenece al “Círculo de Fuego del Océano Pacífico”, zona que concentra el 85% de actividad sísmica en el mundo. Por este motivo, debe tener en cuenta estos consejos y precauciones en caso ocurra un temblor o terremoto.

Antes del sismo

Ubique las zonas seguras y estructuras firmes para protegerse.

Tenga preparada una mochila de emergencia.

Participe en los simulacros de sismo de su barrio.

Eduque a los niños de la casa sobre las medidas de precaución.

Contrate a un ingeniero para reforzar su vivienda.

Durante el sismo

Mantenga la calma. Asustarse solo puede paralizarlo o hacerle cometer errores.

Aléjese de las ventanas y objetos que pueden caerse.

Si no llega rápido a la salida, busque un espacio seguro.

No llame por teléfono. La línea estará sobrecargada. Lo mejor será enviar mensajes de texto.

No use el ascensor.

Después del sismo

Revise si hay fugas de gas que podrían causar fuego.

Llame a los números de emergencia como: los bomberos 116,Cruz Roja (01) 2660481 y el Sistema de Atención Móvil de Urgencia (SAMU) 106.

Auxilie a los heridos.

Tenga cuidado con las posibles réplicas. Evite estar cerca de las casas que han sido afectadas por el sismo.

Si está cerca al mar, aléjese de la zona hasta que se descarte la posibilidad de un maremoto.

Mochila de emergencia

Siempre debe tener en casa una mochila de emergencia y esta deberá contener elementos que puedan ayudarlo en situaciones como los sismos y otros desastres naturales. No deben faltar mascarillas anticovid, alcohol o desinfectante, medicina, pastillas, vendas, curitas, toallas, frazadas, agua embotellada, alimentos enlatados, linterna y radio a pilas. Si tiene un bebé o adulto mayor, la mochila también deberá tener objetos de gran necesidad para ellos como biberones, pañales, papillas, mantas y más.

¿Qué hacer si hay sismo y vives con una persona que tiene una discapacidad?

Se recomienda preparar un plan familiar de emergencia adaptado a las características de la persona con discapacidad.

Si está con una persona que no puede caminar

Antes del sismo: realice simulacros teniendo en cuenta su condición.

Coloque en su silla de ruedas una linterna de emergencia y una agenda con los teléfonos de sus familiares más cercanos.

Revise que la rampa de silla de ruedas no tenga obstáculos y objetos que interrumpan el movimiento.

Durante el sismo: Empuje la silla con rapidez y cuidado.

Si es necesario, cargue la silla de ruedas, puede hacerse entre tres personas; si hay escaleras, dos personas deben cargar a la persona con discapacidad y una se ocupa de la silla de ruedas.

Si la persona utiliza muletas o una prótesis, deje que avance a su ritmo, pero sigue pendiente de ella, por si necesita apoyo.

Después del sismo: Una vez que la persona con silla de ruedas se encuentre en un lugar seguro, coloque los frenos y seguros para evitar que la silla continúe desplazándose.

Si está con una persona que no puede ver

Antes del sismo: Realice simulacros que preparen a la persona con discapacidad para la ocasión. Dele una agenda con números telefónicos de sus familiares cercanos.

Durante el sismo: Dele el brazo o el hombro para caminar.

Si usted guía al invidente, vaya adelante. Cuando bajen las escaleras, asegúrese de que la persona con discapacidad esté al lado del pasamanos.

Describe la situación para que no se desespere y dígale dónde están las zonas de peligro. Si tiene un perro de ayuda, vigile que el animal no se asuste ni distraiga.

Después del sismo: Hable con él para darle tranquilidad con la presencia de una voz conocida.

Si estás con una persona que no puede oír

Antes del sismo: Dele una agenda con el número de sus familiares cercanos y una linterna de emergencia; prepara tarjetas ilustrativas; aprende palabras en lenguaje de señas útiles en caso de emergencias.

Sería ideal que la persona con discapacidad aprenda a leerlos labios para que entienda a los brigadistas, bomberos y otros.

Durante el sismo: Si quiere comunicarse con ella, toque su hombro o brazo. Recuerde que los gestos y expresiones deben ser claros.

Después del sismo: Dígale que el sismo acabó y calme a la persona.

Si vives con una persona que tiene autismo

Antes del sismo: Cuéntele lo que ocurre en un sismo mediante una historia. Prepare a la persona en los simulacros de sismo. Dele una agenda con los números telefónicos de sus seres queridos.

Si es sensible a los sonidos fuertes, tenga tapones listos.

Si la persona con autismo es un niño, coloque juguetes que le gusten en la mochila de emergencia.

Durante el sismo: Coloque tapones en sus oídos. Avísele a la persona si vas a tener que tocarla. Evite que se pierda y mantenla cerca de ti. Habla en lenguaje claro, con frases cortas y sencillas.

Después del sismo: Si a la persona le gusta el contacto físico y eres de su confianza, abrácela. Tranquilice a la persona y dile que el sismo ya pasó.

Si vives con una persona que tiene discapacidad intelectual

Antes del sismo: Realice simulacros de sismo. Dele una identificación, una agenda con el número de sus familiares y una linterna de emergencia.

Durante el sismo: Use un lenguaje simple y concreto. Indique a la persona las zonas seguras.

Después del sismo: Tranquilice a la persona y no vuelvan a su hogar hasta que el peligro pase.

¿Qué hacer si tienes mascota?

Se recomienda que tengan un collar con su nombre y dirección para evitar que se pierdan, así como registrarlo en la municipalidad del distrito. Puede designar a un miembro de la familia para que calme a la mascota y se ocupe de su salida a una zona segura, pero sin poner en riesgo su vida. Además, incluya en la mochila de emergencia comida para animales, correa de paseo y una manta para abrigarlo.