El decano del Colegio Médico del Perú (CMP), Miguel Palacios, afirmó que el Gobierno debería “reconocer” que comenzó la tercera ola en el país, si se continúa reportando un incremento de cifras en el avance de la pandemia tras el análisis de la última semana epidemiológica.

El Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) – entidad adscrita el Ministerio de Salud – lanzó esta semana una alerta epidemiológica por incremento de casos y hospitalizaciones por COVID-19 en ocho regiones del Perú, en las que se identificó que 11 provincias se encuentran en riesgo sanitario alto.

“Todos lo indicadores están subiendo. Hay una inestabilidad, sí. A veces sube, a veces baja, pero siguen al alza los indicadores. Hoy, 27 de noviembre, termina la semana epidemiológica número 47. Si el análisis de los datos que finalizan hoy día, que deben realizarse mañana o el lunes, indican que esa tendencia sigue al alza, tendría que ya el Gobierno reconocer que se ha iniciado la tercera ola en el país, expresó en entrevista con RPP.

Ante esta situación, Palacios Celi indicó que se debe fortalecer el proceso de vacunación contra el coronavirus y plan de “contención” para impedir que esta eventual tercera ola “sea brutal”. La tercera ola en el Perú va a ser peor que la segunda y la primera en cuanto a la saturación de los servicios de salud. Eso ya se sabe, añadió.

Minsa “debe recuperar su liderazgo”

En otro momento, el titular del gremio médico opinó que es importante que el Minsa recupere su liderazgo, al sostener que existen errores. “Hay que reunirse, hay que buscar las fallas que están habiendo en el proceso de vacunación, por ejemplo, y hay que corregirlo. Todos tenemos que hacer un esfuerzo para impedir que empeore nuestra situación de salud”, afirmó.

También mencionó que se necesitan S/12.000 millones para implementar fortalecer el sistema de salud. Este dinero sería invertido en la contratación de mayor personal médico y el refuerzo del primer nivel de atención. “Si no actuamos ahora, la tercera ola va a saturar rápidamente el sistema de salud”, advirtió.