Entidad recuerda que el Minsa se comprometió a dar facilidades cuando el menor no puede asistir a inmunizarse contra el COVID-19 con uno de sus padres o un tutor responsable.

La Defensoría del Pueblo detectó problemas en el proceso de vacunación de adolescentes en tres vacunatorios de la región Huánuco. Esto debido a la negativa del personal de salud para inmunizar contra el COVID-19 a los menores que no pueden acudir acompañados de su madre, padre o tutor responsable.

Por esta razón la entidad demandó a la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Huánuco que coordine con el Ministerio de Salud (Minsa) los criterios de flexibilización que permitan garantizar el acceso a la inmunización de los menores, por ejemplo, que viven en estado de abandono, que no viven con adultos responsables de su cuidado o que pertenecen a la población migrante, entre otros.

Esta exhortación se da luego de una supervisión a los centros de vacunación implementados en el Real Plaza, la plaza de Armas y el parque Las Aguas, donde el personal de salud entrevistado “manifestó que los adolescentes que acudían sin un adulto no podían vacunarse, debido a que el consentimiento informado debía ser firmado por la persona responsable”, señala la Defensoría en una nota de prensa.

La Defensoría del Pueblo recuerda que en su momento recomendó al Minsa la implementación de estrategias más efectivas e idóneas para garantizar el acceso oportuno de las vacunas contra el COVID-19 para los adolescentes que no cuenten con el consentimiento informado firmado por la madre, el padre, representante o tutor.

Para estos casos, menciona que es válido que el menor pueda suscribir este documento (consentimiento), en atención a sus circunstancias particulares, las cuales deben ser consideradas por el personal de salud en los centros de vacunación.

“En dicha reunión se acordó evaluar el pedido defensorial, situación que se viene dando toda vez que el Minsa anunció, en varios medios de comunicación, la flexibilización de los referidos criterios para que los adolescentes accedan a la vacunación, indicaciones que están siendo implementadas en varias regiones”, señala la entidad.

Se incumplen medidas sanitarias

La Defensoría del Pueblo también reveló que durante su inspección identificó que en los mencionados centros de vacunación se incumplía con el distanciamiento físico y el uso correcto de mascarillas. Asimismo, al ser puntos de vacunación móviles, no cuentan con espacios destinados a la espera pos-vacuna, así como sillas y carpas que permitan una espera cómoda para la ciudadanía.

Además demandó que se articule con todos los sectores competentes para cumplir con el acceso a la vacunación de adolescentes que se encuentran en centro de acogida residencial, centros juveniles de rehabilitación y hospitales.