El 2020 no fue un buen año para el mecanismo de Obras por Impuestos. En medio de la pandemia solo se logró adjudicar proyectos por 242.7 millones de soles, lo que convirtió a dicho periodo en el de más baja ejecución desde el 2012, cuando se llegó a 212.9 millones de soles.

Y aunque el 2021 ha mostrado una clara recuperación, pues hasta el 5 de noviembre último -como señalan en Proinversión- se registró un notorio crecimiento en las cifras, “habiéndose adjudicado 36 proyectos por 459.4 millones de soles, lo que supone un avance de 94% respecto a la meta propuesta para el 2021″, ¿qué hacer para seguir mejorando las cifras de Obras por Impuestos de los dos últimos años? ¿Cuál es el gran reto para impulsar este mecanismo de inversión el próximo año?

Ministerios EN LA MIRA.

Si bien, en la agencia estatal afirman tener “expectativas más que favorables sobre la adjudicación de los proyectos bajo dicha modalidad para el cierre del presente año”, y con la participación de todas las entidades públicas (ministerios, gobiernos regionales y gobiernos locales), para Alberto Ñecco, exdirector ejecutivo de Proinversión, los resultados de los últimos años son una clara señal de que “hay cosas por mejorar”.

Es importante que en esa tarea -a decir del economista- intervengan con mayor notoriedad los ministerios.

“Lo más importante podría ser el impulso para que los ministerios hagan uso del mecanismo. Es cierto que la ley ya permite que los ministerios lo hagan y así lo hizo el Ministerio de Transportes y Comunicación (MTC) con el Centro de Alto Rendimiento del Surf de Punta Rocas, pero la realidad es que no lo usan como deberían”, agregó.

Y no lo hacen -explica- “por desconocimiento o desconfianza, y porque se les hace difícil salir de la obra pública tradicional”.

Asimismo, advierte falta de voluntad política debido a que “las Obras por Impuestos salen de la misma bolsa presupuestal de la obra pública tradicional y, por eso, prefieren continuar con la ejecución tradicional, porque, al final del día, consideran que el que lo haga un privado les quita de alguna forma réditos, cuando lo que importa es que se haga”.

Sin embargo, en Proinversión aclaran que desde el 2016, año en el que se les autorizó la ejecución de Obras por Impuestos, “los ministerios han tenido una activa participación, pues adjudicaron 58 proyectos por 1,677 millones de soles. El más activo es el portafolio de Educación que concentra un 39% de ese monto, seguido de Salud (32%) y de Vivienda (14%)”.

¿SOLUCIÓN A LA VISTA?

Debido a que en la actual coyuntura muchas empresas privadas se han visto impactadas en su economía, en Proinversión consideran que “pueden unir fuerzas conformando consorcios para financiar los proyectos, mientras que las entidades públicas pueden agilizar los trámites internos para convocar un mayor número de proyectos”.

Para Alberto Ñecco es importante que, como parte de la voluntad política que deben manifestar nuestras autoridades desde las altas esferas, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) obligue a las entidades públicas a destinar partidas específicas para usar Obras por Impuestos.

“Se podría empezar, por ejemplo, destinando un tercio de lo que no se ejecutó del presupuesto anual. Es obvio que tiene que ser algo bien analizado, pero lo importante es que se acostumbren al mecanismo y vean que es ágil y rápido y que les permite hacer más, mejor y más rápido”, afirmó.

PANORAMA INCIERTO.

Aunque las proyecciones de la agencia estatal apuntan a superar la meta establecida para el 2021 (480 millones de soles y 40 proyectos), el exdirector ejecutivo de la agencia estatal advierte que es impredecible saber si la mejoría de este año se podría transferir al 2022.

¿Por qué? Según refiere, las estadísticas siempre guardan relación con las elecciones, y los años electorales y poselectorales siempre dan cuenta de una caída en la inversión.