Despegue. Se plantea la llegada del energético a través de camiones para atender hogares, vehículos e industria. Se prevén unos 100.000 hogares por año.

Desde el inicio del proyecto Camisea en el año 2004, el Cusco solo vio salir el gas que se extrae de los yacimientos ubicados en su territorio, mas nunca el beneficio en sus hogares, parque automotor e industria con el uso del energético barato.

Apenas desde marzo de este año existe una estación de gas natural vehicular (GNV) en el distrito de San Jerónimo y hacia diciembre próximo se inauguraría un segundo punto, según informó Pablo Sáenz-Laguna, gerente general en Limagas Natural, como parte de su exposición en el foro ‘Gas barato para los peruanos’, organizado por el Gobierno Regional del Cusco.

Precisó que este proyecto fue viable mediante un acuerdo del Gobierno Regional del Cusco y el Consorcio Camisea.

De acuerdo con cifras de Limagas Natural, al inicio de ese proyecto se estimó un ahorro cercano al 45,9%, pero hoy, 8 meses después de la puesta en operación, se logró un ahorro del 62% para los taxistas cusqueños.

Asimismo, el gas natural (llegando por camiones de GNL) permitió que desde junio último, Backus inicie operaciones con una planta a gas.

Un apunte importante de Daniel Guerra, gerente de Relaciones Interinstitucionales de Pluspetrol (operador del proyecto Camisea), es que la producción de estos campos pueden abastecer “a dos Perú si fuera necesario”, en claro sentido de que existe suficiente gas natural para la masificación. Asimismo, anotó que el proyecto de exportación de gas es totalmente compatible con la masificación a nivel del mercado interno.

A la fecha, el proyecto Camisea produce 1.600 millones de pies cubicos por día, de los cuales 600 millones se venden en el mercado interno, 600 millones se exportan y 400 millones se reinyectan al reservorio de origen por falta de demanda.

Pasos por seguir

Es justamente este tipo de iniciativas independientes las que generaron que el GORE Cusco proponga un agresivo plan de masificación, en vista de que ya cuenta con facilidades de almacenaje, regasificación, entre 4 a 5 camiones cisternas que dejan el gas en la ciudad.

Actualmente, el gas natural llega a hogares de Lima, Callao, Ica y Piura por red de gasoductos. En tanto, el energético del Lote 88 llega también a domicilios de Áncash, La Libertad, Lambayeque, Cajamarca, Arequipa, Moquegua y Tacna, a través de camiones de GNL o gasoductos virtuales.

Las regiones no concesionadas y que son materia de análisis, respecto a la masificación, por parte del Gobierno son Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín, Cusco, Puno y Ucayali.

Por ello, Jean Paul Benavente, gobernador regional del Cusco, dijo que el desafío planteado es tener poco más de 100 mil conexiones domiciliarias de gas natural –a partir del octavo año de puesta en operación comercial– que no pasarían de más de 5 millones de pies cúbicos.

“Queremos plantear con las empresas algunos acuerdos de provisión del recurso, acuerdo de precio favorable, de generar una distribución, porque si ya tenemos el tanque de almacenamiento, alguien tiene que encargarse de la distribución”, refirió Benavente.

Jean Paul Benavente, Cusco

Jean Paul Benavente García es el actual gobernador regional del Cusco. Foto: difusión

La inversión, estimó el gobernador regional, sería del orden de los US$ 100 millones y se financiarían con fondos del Fise o Sise. El comienzo del desarrollo de este proyecto se contempla para inicios del 2022, mientras que la puesta en operación comercial, en octubre del 2022.

De acuerdo con Benavente, unos 70.000 hogares (ubicados fuera del casco monumental del Cusco) accederían de forma rápida al gas natural, mientras que aquellos que viven en la parte histórica y céntrica de la ciudad serían atendidos con GLP a precios cómodos, en la medida de la dificultad de construir red de ductos.

“Un domicilio necesita un millón de BTU al mes, equivalente a dos balones de gas licuado de petróleo. Eso costaría entre S/ 20 y S/ 25, un claro beneficio con precio regulado del Lote 88″, recalcó.

Infografía - La República

Infografía – La República

Infografía - La República

Infografía – La República

Infografía - La República

Infografía – La República

Reacciones

Jean Paul Benavente, gobernador regional del Cusco

“El Gobierno debe facilitar infraestructura y a partir de ello convocar operación, mantenimiento y operaciones. Ese es el camino. Las familias peruanas y cusqueñas necesitan gas barato en sus hogares”.

Daniel Guerra, gerente de RRII de Pluspetrol

“Camisea produce 1.600 millones de pies cúbicos al día, de ese volumen 400 millones se reinyectan, que podría abastecer a más de 20 millones de hogares. El gas natural de Camisea sobra”.