Ángela, una joven programadora de ordenadores, recibe un día un disquete de parte de un amigo como compensación de un favor que ella le hizo hace varios años. Al estudiarlo en profundidad con la intención de averiguar de lo que se trata exactamente, descubre que puede acceder a las bases de datos más importantes de los Estados Unidos y a información secreta del gobierno de su nación, unos detalles que deben permanecer ocultos porque de lo contrario se puede desatar un escándalo que va a alcanzar una gran repercusión tanto en el ámbito nacional como mundial.

Conforme se van desarrollando los acontecimientos, la protagonista se da cuenta de que todas sus referencias personales están siendo eliminadas de raíz para ser sustituidas por otras que la presentan como una peligrosa criminal que ha escapado en varias ocasiones de los servicios oficiales de seguridad de numerosos países. También aparecen ciertos indicios de que varios delincuentes están tratando de localizar su paradero con la finalidad de ajustar cuentas pendientes con ella, por lo que deberá hacer todo lo posible para demostrar que en el fondo es una mujer completamente inocente.