Un nuevo esquema para la producción local de fertilizantes, a partir de las rocas fosfóricas en el desierto de Bayóvar, suscitó el interés de especialistas y gremios agrarios que aguardan el lanzamiento de la segunda reforma agraria, que va desde este domingo. El presidente de la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), Clímaco Cárdenas, sostuvo que el guano de isla, un recurso nuestro y de mucha calidad, es insuficiente. Representa el 2% de la demanda nacional. Para el experto, con el precio de exportación de la roca fosfórica hoy podríamos culminar una planta y generar más de 3.000 empleos, no solo para el Perú, sino para la región.

“Hay que pensar en hacer industria petroquímica en el Perú. La producción de fertilizantes es una estrategia para asegurar la alimentación nacional y la competitividad, no solo de agricultores, sino de agroexportadoras. Tenemos el caso de Bayóvar, somos el único país de Sudamérica con tamaña capacidad. Es paradójico que no podamos usarlo en beneficio de la agricultura familiar. El 100% de nuestros fertilizantes sintéticos son importados”, indicó.

Gustavo Navarro, director en Perú de Gas Energy, explicó que en Bayóvar hay hasta tres concesiones para la producción de fosfatos. Una de ellas, la brasileña Vale, se desarrolló muy bien y, simplemente, produce la roca fosfórica y se la lleva del país. Para el especialista, existe un gran potencial si se logra conectar la red de gas de Gasnorp con esta zona desértica, pues alentaría la industria petroquímica, sea privada o estatal.

Según Conveagro, el guano de isla es un recurso insuficiente. Solo representa el 2% de la demanda nacional. Foto: Midagri

Según Conveagro, el guano de isla es un recurso insuficiente. Solo representa el 2% de la demanda nacional. Foto: Midagri

“Existe la posibilidad de construir un ducto que lleve el gas desde Piura hasta Bayóvar y, una vez ahí, producir fosfato de amonio, el cual es un excelente fertilizante. Incluso hay varios tipos: monofosfato, difosfato y trifosfato, los tres muy buenos para cultivar. Lo mejor de todo es que tendríamos una planta petroquímica con gas peruano en la zona, con recursos minerales locales y que permitiría tener fertilizantes muy valiosos para todos, pues, actualmente, absolutamente todo lo importamos”, precisó Navarro.

El dato

Abono. Midagri lanzó hace un mes la Campaña Nacional de Apoyo a la Agricultura Familiar, con el uso de fertilizantes alternativos en 12 regiones del país.