Iron Ox, una startup de Silicon Valley que cree que los robots pueden cultivar productos de forma más sostenible, anunció que ha recaudado US$ 50 millones en una ronda de financiación liderada por Breakthrough Energy Ventures, de Bill Gates.

Los robots se integran en un sistema hidropónico que consume un 90% menos de agua que las granjas tradicionales, dijo su director general, Brandon Alexander.

La empresa está poniendo en práctica este sistema en un invernadero de 930 metros cuadrados en Gilroy, California, donde un robot autodirigido llamado Grover mueve palés de albahaca genovesa y un sistema de brazo robótico los levanta para inspeccionarlos.

Los sensores comprueban los niveles de nitrógeno y acidez del agua para un crecimiento saludable.

“Entonces dicen: ‘¿Qué falta? ¿Qué necesita esa planta que no le estamos dando?’”, explica Alexander. El agua que no se utiliza puede volver a bombearse al sistema para reutilizarla más tarde.

La agricultura desempeña un papel importante en la economía de California, pero el uso del agua está cada vez más en la mira. La última gran sequía del 2012 al 2017 limitó el riego de los agricultores, obligó a tomar estrictas medidas de conservación en los hogares y avivó mortales incendios forestales.

Iron Ox cultiva albahaca tailandesa y fresas y está trabajando en cilantro, perejil y tomates. La empresa también está construyendo un nuevo invernadero de 5 hectáreas en Lockhart, Texas, a 48 kilómetros al sur de Austin.

Alexander afirma que la hidroponía, el ahorro de agua mediante el cultivo de plantas sin tierra, es sólo una pieza del rompecabezas de la agricultura del futuro.

“Para eliminar realmente los residuos, para llegar al siguiente nivel de sostenibilidad e impacto, tenemos que replantearnos todo el proceso de cultivo”, dijo.

En la ronda de financiación participaron inversores de Crosslink Capital, R7 Partners y Pathbreaker Ventures, entre otros. Iron Ox no quiso hacer comentarios sobre su valoración.