Epic Games quiso romper el control de Apple en su App Store, que dirige Tim Cook. Foto: TicBeat

Una jueza de Estados Unidos ha emitido, este último 10 de septiembre, una fallo que prohíbe a Apple la exclusividad de los sistemas de pago en las compras a través de la tienda de aplicaciones App Store.

Según el veredicto, Apple ya no puede obligar a los desarrolladores de aplicaciones a usar su sistema de pago, un tema central en el litigio debido al caso de Epic Games que podría tener implicaciones de gran alcance en el sector.

“Apple no ejerce un monopolio en el mercado de transacciones en juegos en celulares”, estimó la jueza Yvonne Gonzalez Rogers.

No obstante, la magistrada asegura que “la conducta de Apple es anticompetitiva cuando el gigante californiano impide a los desarrolladores dirigir a los consumidores a sus propios sitios web y medios de pago”, añadió.

La sentencia, sin embargo, mantiene la comisión del 30% que Apple cobra a los desarrolladores de software y respalda el derecho de la empresa a ofrecer únicamente la App Store como tienda de aplicaciones en sus productos.

”Hoy el Tribunal ha afirmado lo que sabíamos desde el principio: el App Store no viola la ley antimonopolio. Como reconoció el Tribunal, “el éxito no es ilegal”, se felicitó la compañía que dirige Tim Cook en un comunicado, tras conocer la decisión judicial.

“Apple se enfrenta a una rigurosa competencia en todos los segmentos en los que operamos, y creemos que los clientes y desarrolladores nos eligen porque nuestros productos y servicios son los mejores del mundo”, añadió la compañía.

El 13 de agosto de 2020, Apple quitó a Fortnite de su tienda después de que Epic Games lanzara una actualización del juego que esquivó el reparto de ingresos con el fabricante del iPhone, que no permite que los usuarios de sus smartphones descarguen aplicaciones de otro lugar que no sea su tienda.

Epic Games, editor del popular juego, presentó su caso con el objetivo de romper el control de Apple en su App Store, en el último golpe al imperio controlado por el fabricante del iPhone.