La Contraloría General de la República presentó un proyecto de ley que plantea requisitos mínimos para ser ministro, viceministro, entre otros altos cargos en el Ejecutivo. La iniciativa fue entregada a la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva.

“Titular de pliego del ministro: formación académica de nivel superior completa y diez años de experiencia laboral”, se indica en el proyecto de ley.

En el caso de titulares de pliego distinto a un ministerio, deben contar con formación académica de nivel superior completa y ocho años de experiencia laboral.  Asimismo, para dirigir una unidad ejecutora, se precisa contar con los estudios superiores y tener cinco años de experiencia laboral, “de las cuales tres deben ser en el sector público”.

Al respecto, el especialista en temas parlamentarios, César Aliaga, sostuvo que, si bien el proyecto de ley de la Contraloría tiene un fin bueno, lamentablemente adolece de vacíos y falta de decisión para garantizar una verdadera meritocracia, idoneidad y eficiencia en la función pública.

“El proyecto no exige experiencia profesional ni experiencia en el rubro o actividad. Por el contrario, se limita requerir solo experiencia laboral, lo cual se puede acreditar con cualquier cosa. Bajo este criterio, una persona que recién ha obtenido su título profesional y nunca ha ejercido su profesión ni el rubro o actividad, puede acceder al máximo cargo de una entidad”, sostuvo a Correo.

Asimismo, sostuvo que, semanas atrás, la prensa destapó el caso de una persona cuyo trabajo era de masajista, pero fue designada para un alto puesto público con una función totalmente ajena a su experiencia laboral.

“Este es un buen ejemplo de cómo el requisito de experiencia laboral no sirve de filtro, por ello debe ser cambiado por el de experiencia profesional y en el rubro o actividad. Si el proyecto de la Contraloría pone una valla tan baja para ser ministro o titular de una entidad, entonces no podría exigirse casi nada a los funcionarios de nivel inferior”, alegó el especialista.