Cuba autorizó el uso de emergencia de sus vacunas anticovid Soberana 2 y Soberana Plus, con lo que suman tres inmunizantes cubanos –los primeros desarrollados en América Latina– cuando la isla enfrenta un alto índice de contagios.

Tras un “riguroso proceso de evaluación de los candidatos vacunales Soberana 2 y Soberana Plus, cuyo titular es el Instituto Finlay de Vacunas, el Cecmed decidió otorgarles el Autorizo de Uso en Emergencias”, señaló en un comunicado este organismo.

Autorizados

El Cecmed, autoridad reguladora de medicamentos cubana, dio también en julio pasado la autorización de emergencia a Abdala, otro inmunizante cubano con el 92.28% de efectividad, que se convirtió en la primera vacuna concebida y desarrollada en la isla.

“Esto ha sido posible después de todo un riguroso proceso de evaluación” en las últimas semanas, en las que se han “evaluado todos los resultados relacionados con la efectividad y la eficacia de la vacuna”, indicó ayer la directora del Cecmed, Olga Lidia Jacobo.

La funcionaria explicó que se aprobó además una “formulación de Soberana 2 y Soberana Plus que no contienen tiomersal”, destinada a las personas alérgicas a esta sustancia.

Soberana, con una efectividad de 91.2% frente a casos sintomáticos, es parte de un esquema de vacunación que combina dos dosis de Soberana 2 y una tercera con Soberana Plus.

Bajo un severo embargo estadounidense desde 1962, Cuba comenzó a desarrollar sus propias vacunas en la década de 1980.

En la actualidad, el 80% de las vacunas incluidas en su programa de inmunización se fabrican en la isla.

Desde hace 15 meses, la comunidad científica cubana ha trabajado en el desarrollo de cinco candidatos a vacuna contra el coronavirus.