Mientras se espera el pedido de confianza del Gabinete Bellido, es probable que la moneda peruana, el sol, continúe con su trayectoria de depreciación, según el informe “Perú: Herido, pero no caído”, elaborado por el equipo de Credicorp Capital Asset Management.

De acuerdo a Dario Valdizán, Director de Buy Side Research de la firma, desde la juramentación del presidente Castillo, el sol se deprecio en 4.7%, mientras las principales monedas de América Latina, en promedio, se depreciaron 2.7%. Sin embargo, a pesar de una posible continuidad en la depreciación, esto no reflejaría un cambio permanente en los fundamentos.

Las acciones peruanas reflejan una historia similar, los principales índices de la BVL retrocedieron -7.7% y -8.3%, respectivamente, en el mismo periodo, mientras que el S&P MILA Andean 40 Index lo hizo por solo -3.9%.

Tomando en cuenta algunos eventos regionales y la incertidumbre política local, Valdizán señala que considerando un rango razonable de S/ 3.3 y S/ 3.6 (estimado usando indicadores fundamentales como exportaciones, reservas internacionales netas, diferenciales de tasas, índices de volatilidad, etc.) el tipo de cambio podría alcanzar el nivel de S/ 4.2 por dólar (+10% desde la primera vuelta presidencial).

Esto ocurriría en el corto plazo, mientras el mercado recalibra el escenario de una composición de gobierno con sesgo hacia una heterodoxia desconocida y un periodo de tensión que podría no concluir con el voto de confianza. Pero Credicorp Capital prevé que el precio del dólar podría bajar hasta S/ 3.75.

“La semana pasada vimos a un BCR proactivo reaccionando a la mayor transferencia de divisas a la inflación del sol peruano (10% vs 5% de sus pares regionales), un aviso de la importancia de su independencia”, apuntó Valdizán.

“La confirmación de Julio Velarde y de un directorio ortodoxo sería un importante paso en el largo camino para restaurar la confianza, y el tipo de cambio podría volver a un rango entre S/ 3.75 y S/ 3.85 por dólar, mientras que la pendiente de la curva soberana podría contraerse y revertir gradualmente el deterioro post electoral”, puntualizó.