Plan del Minsa. También se repartirán millones de pulsioxímetros y mascarillas. Se aumentarán las pruebas moleculares. CMP propone emplear los centros de salud.

Ante la amenaza de una tercera ola de Covid-19 que podría causar hasta 115.189 muertes, según proyecciones del Ministerio de Salud, el Gobierno ha decidido prepararse para que se evite llegar al “peor escenario”.

La tarde de ayer, el ministro de Salud, Hernando Cevallos, detalló que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) “acaba de autorizar una partida presupuestal de S/ 3.000 millones para hacerle frente a la posible tercera ola” de contagios.

Asimismo, informó que, según el plan del Minsa, cada gobierno regional y hospital en Lima deberá tener una mejor dotación de oxígeno. “Debemos evitar que la gente desesperada pague por oxígeno”.

También dijo que se busca tener más centros de oxigenación temporal en los distritos, así la población no tendrá que movilizarse a grandes puntos en donde hay cientos de camas. Para esto se requieren miles de concentradores de oxígeno que serán dirigidos a pacientes con síntomas leves y moderados.

La compra de estos equipos está avanzando; no obstante, al mismo tiempo está supeditado a la demanda que tenga cada región, por eso Cevallos consideró importante la reunión con sus autoridades, como los gobernadores regionales, además de líderes nativos, entre otros.

En tanto, el decano del Colegio Médico del Perú (CMP), Miguel Palacios, consideró que, además de instalar un tanque criogénico en cada hospital del país, se deberían usar los 1.400 centros de salud de primer nivel I-III y I-IV para que así los pacientes no lleguen a UCI.

“Una manera de estar preparados es teniendo bastante oxígeno y la forma más fácil de almacenarlo es en tanques criogénicos. Ocupa menos espacio y es cinco veces más barato”.

El epidemiólogo y asesor del Minsa Antonio Quise, por su lado, agrega que eventualmente llegarán más de 60 plantas de oxígeno para estar preparados. Actualmente se disponen de más de 300 que se obtuvieron por medio de compras y donaciones, y que producen distintas cantidades del bien por día.

Más medidas

Cevallos también indicó que se repartirán millones de pulsioxímetros (que ya se encuentran en camino) a personas con síntomas y 30 millones de mascarillas que están para desembarcar.

Quispe, en esa línea, indicó en diálogo con La República que otra medida ante la tercera ola es el incremento de las pruebas moleculares que realiza cada día el Instituto Nacional de Salud (INS).

Actualmente tiene una capacidad para hacer 6.000 por día; sin embargo, se llegaría a los 10.000, anota. Cabe resaltar que a esta cifra se suman los test que realizan los centros privados, universidades, empresas, entre otras entidades.

Palacios manifiesta que en total, incluyendo al INS, se podrían realizar hasta 120.000 pruebas moleculares cada día. Hasta la fecha, incluso en el peor momento de la segunda ola, no se ha podido superar los dos dígitos, añade.

En cuanto a camas UCI, Quispe precisa que la idea es alcanzar las 3.000 eventualmente; no obstante, por lo pronto se han pedido 300. Pero, aclara, la idea es evitar hacer uso de estas, por lo que se prioriza la oxigenoterapia.

Mejores condiciones para médicos

El decano del Colegio Médico manifiesta que muchos colegas trabajan en “condiciones muy deplorables”, por lo que sostiene que todo el personal de salud que trabaja en la lucha contra el Covid-19 debe tener seguro de vida y salud. “Ese es nuestro reclamo”.

También considera que para incrementar el recurso humano se podría convalidar el Serums de los médicos egresados, que son casi 3.600, por trabajar contra el Covid-19.

Cevallos, en tanto, aseguró que el Gobierno “hará los esfuerzos necesarios” para que los trabajadores del sector salud reciban sus remuneraciones y bonos y no haya más retrasos.