Trozos de lomo de carne, tomate y cebolla, servidos junto a crocantes papas fritas y graneado arroz. Estos son los ingredientes principales que dan vida a uno de los potajes más representativos de la gastronomía peruana: el Lomo saltado, platillo único que ha conquistado millones de paladares en el mundo.

Y es que si hay algo que caracteriza a la comida peruana es la mezcla de sus sabores y costumbres, los cuales en muchos casos se fusionan con otras culturas, con deliciosos resultados como lo es el Lomo saltado, insuperable unión entre la sazón peruana y la influencia asiática.

“Tiene un poco de la gastronomía inca, asiática y europea. La técnica oriental del sartén y el salteado en la cocción, dando origen a lo que conocemos ahora como Lomo saltado. Tiempo después se le incorpora la papa en una solo presentación”, subraya el chef peruano Gastón Acurio.

Sus orígenes

Todo comenzó a finales del siglo XIX, cuando en las cocinas limeñas, los cocineros cantoneses fueron introduciendo la técnica de cocción en wok (sartén china usada para saltear alimentos), la cual se convirtió en un éxito en poco tiempo.

Según explica la investigadora culinaria Gloria Hinostroza, la tardía creación de este plato se debe a que el costo de la carne de res era muy caro, entonces se optaba por usar otros ingredientes.  “Las primeras reses llegaron al Perú en 1538 y empezaron a venderse poco a poco hasta que el precio sea más módico. Es por esta razón que no hay muchos platos de la cocina peruana a base de este elemento”, explica.

Sobre este punto, el Diccionario de la Gastronomía Peruana Tradicional explica que, en un comienzo, la presentación de este platillo era solo lomo de res y papas fritas -primaba el uso de la papa amarilla-. Con la llegada de los inmigrantes asiáticos, se le agregaría el saltado de verduras con el que en la actualidad se presenta.

Una receta auténtica, rápida y sencilla

La preparación de este potaje peruano es bastante sencilla. Lo primordial es tener todos los elementos listos para la cocción. En primer lugar, corta el lomo previamente condimentado en pequeños trozos y fríelos en una sartén o wok a fuego alto. Una vez cocinada, retiras la carne y agregas cebolla cortada, tomate y ají amarillo. Después de unos segundos, adicionas sillao y vinagre. Seguidamente, incorporas la carne previamente cocinada. Finalmente, añades culantro picado y sirves acompañado de arroz y papas fritas.

Como ves, elaborar este plato, uno de los más representativos y tradicionales de la gastronomía peruana, es sumamente práctico. Anímate a prepararlo y descubre lo bien que se come en el Perú.

Fuentes: Notiamérica / Aboutespañol / Ilcb