Los huevos de los reptiles fueron hallados en setiembre de 2020 en una playa y permanecieron custodiados por personal de Protección Civil y voluntarios hasta que eclosionaron.

Quince ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta), una especie en peligro de extinción y cuyos huevos fueron localizados en setiembre del 2020 en la playa de Los Boliches de Fuengirola, en el municipio de Málaga (España), han sido devueltos al mar este domingo 1 de agosto.

Aunque no es muy habitual que estas tortugas aniden tan al oeste en el Mediterráneo, según los expertos en fauna marina, ese año una hembra eligió esta playa de Fuengirola para desovar.

En la suelta de tortugas asistieron diferentes autoridades locales. Foto: EFE

En la suelta de tortugas asistieron diferentes autoridades locales. Foto: EFE

El nido se trasladó hasta la playa de Cabopino en Marbella, una zona en la que se consideró tendría más opciones de prosperar y donde los huevos permanecieron custodiados por personal de Protección Civil y voluntarios hasta que eclosionaron.

De los 72 huevos nacieron 60 crías que han permanecido durante algo menos de un año en el Centro de Gestión del Medio Marino Andaluz (CEGMA) en Algeciras y este domingo 15 de ellas que habían alcanzado un nivel óptimo de madurez han vuelto a su hábitat desde la misma playa en la que su madre colocó el nido.

Ante la atenta mirada de los bañistas, las quince jóvenes tortugas se han ido adentrando una a una en el mar en una suelta a la que han asistido el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Carmen Crespo; y la alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula.


Fuente: https://larepublica.pe/mundo/2021/08/01/kenia-utiliza-residuos-humanos-como-fuente-de-energia-para-la-cocina-atmp/?ref=scrollinternal1