La Comisión de Protección al Consumidor N.° 3 del Indecopi sancionó a Clorox Perú con una multa de casi 2 millones de soles por no informar a los consumidores de forma oportuna la existencia de riesgos para la salud del limpiador antibacterial Poett.

Se trata de la máxima sanción en materia de protección al consumidor impuesta, como resultado del procedimiento administrativo sancionador (PAS) seguido contra Clorox Perú S.A., la que infringió el artículo 28 del Código de Protección y Defensa del Consumidor.

Este señala que “en caso se coloquen productos o servicios en el mercado, en los que posteriormente se detecte la existencia de riesgos no previstos con anterioridad (o imprevisibles), el proveedor está obligado a adoptar las medidas razonables para eliminar o reducir el peligro en el plazo inmediato; entre ellas, notificar a los consumidores y autoridades competentes esta circunstancia dentro del plazo que establece la norma”.

Adicional a ello, la comisión del Indecopi le impuso otra sanción económica de S/ 13,200, equivalente a 3 UIT, a Clorox Perú por infringir dicho artículo.

Se señala que la empresa no cumplió con informar a la Dirección de la Autoridad Nacional de Protección del Consumidor del Indecopi –en el plazo legal– sobre los riesgos ya descritos.

Clorox Perú S.A. se encuentra dentro del plazo legal para presentar un recurso de apelación ante la Sala Especializada en Protección al Consumidor del Indecopi, segunda y última instancia administrativa de la institución.

Como se recuerda, en julio de 2020 Clorox Perú S.A. anunció el retiro voluntario de sus limpiadores líquidos antibacteriales de la marca Poett fabricados antes del 30 de junio de 2020, pues algunos de estos presentaron fallas en sus propiedades de desinfección, debido a una contaminación bacteriana, que incluye pseudomona.

Esta bacteria se encuentra comúnmente en el medio ambiente, el suelo y el agua, y potencialmente puede causar infecciones a la piel, en las vías urinarias o neumonía, mayormente en personas inmunocomprometidas.

Es por ello que, a través de una medida cautelar, la Comisión de Protección al Consumidor ordenó a Clorox Perú S.A. retirar o recuperar todas las unidades que hubieran sido colocadas en el mercado.