El director del Hospital de Apoyo de Sullana informó que se ha tomado precauciones, a través de un cerco epidemiológico.

Piura. Ante la alerta de un caso sospechoso de la variante Delta de la COVID – 19 en Sullana, los médicos del Hospital de Apoyo II-2, precisaron que este no ha sido confirmado, por lo que se tomaron las precauciones del caso para mantener la tranquilidad de la población.

“No hay que alarmarse, es todavía un caso sospechoso, pero se han tomado las medidas necesarias para que, en caso se confirme, no se generen más contagios de esta variante”, indicó el galeno.

El director del nosocomio, Dante Ramírez Ríos, explicó que se trata de una mujer de 43 años, proveniente de Moquegua, quien ingresó al Hospital de Contingencia Virgen de Fátima hace 10 días, donde se confirmó que estaba infectada de coronavirus. Posteriormente, su estado de salud se complicó de manera rápida, por lo cual pasó del área de ’100 Camas’ a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Debido a que esta paciente llegó de Moquegua – donde se registraron varios casos de la variante Delta-, se enviaron las muestras al Instituto Nacional de Salud (INS), para determinar si se trata de esta cepa. Sin embargo, hasta el momento no se confirma si se trata de la variante Delta.

“El hospital ha tomado las medidas de precaución y mantiene aislada a la paciente sospechosa de padecer de la variante Delta. Asimismo, la mujer está siendo monitoreada de cerca por especialistas que conocen cómo tratar estos casos”, expresó Ramírez.

El infectólogo del hospital de contingencia, Luis Espinoza, aseguró que como medida adicional se realizó un cerco epidemiológico y se hizo un seguimiento a las personas que tuvieron contacto con la paciente. Además, se le realizaron pruebas adicionales para descartar que esta misma paciente tenga otras enfermedades como dengue e influenza.