Un poco de la historia de este plato

El origen de esta receta árabe se desconoce, sin embargo, existen muchas historias alrededor de su consumo. Existe una leyenda que cuenta que las mujeres consumían este delicioso manjar porque tenía propiedades para rejuvenecer y verse más atractivas, Verdad, mentira, o habladuría, no se sabe, lo que si es cierto es que la mezcla de diferentes especias hacen que el baba ganoush sea afrodisiaco y “famoso” en el medio oriente.

Se trata de una pasta similar al puré que se elabora con berenjena y se mezcla con comino, zumo de limón y ajo. Su secreto a la hora de consumirlo está en el aceite de oliva, lo que le permite a los comensales explorar diferentes sabores del mediterráneo que siempre irán bien con pan pita. Gastrónomos del mundo han definido esta preparación como “adictiva” ya que es dulce y seductor, y con el paso del tiempo ha cobrado importante relevancia en las mesas de todo el mundo.

INGREDIENTES (2 a 3 personas)

1 berenjena grande

60 ml aceite oliva (mas o menos tres cucharadas)

Zumo de medio limón

1 diente de ajo

1 pizca de comino

1 ½ cucharadas de tahine

Sal y pimienta

5 gr de perejil liso (opcional)

Papel aluminio

PREPARACIÓN

Cortar la berenjena al medio, agregar sal y pimienta al gusto y una cucharada de aceite de oliva.

Envolver en papel aluminio y llevar al horno por aproximadamente 30 min a 150°c. Una vez pasado este tiempo retirar del horno y con mucho cuidado extraer la piel de la berenjena.

En este punto procedemos a dorar un poco el ajo con aceite de oliva evitando que se queme, apenas esté listo, lo llevamos al procesador de alimentos con el resto de los ingredientes a excepción del perejil y mezclamos hasta obtener una textura cremosa.

Retiramos del procesador, cortamos finamente el perejil y mezclamos.

Acompañamos la preparación con pan pita.