Distintas organizaciones sociales pidieron a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue y juzgue al presidente de Chile, Sebastián Piñera, por crímenes de lesa humanidad durante las manifestaciones del 2019, que dejaron una treintena de muertos y miles de heridos.

Los actos que se denuncian fueron “ejecutados en el contexto de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil y con conocimiento”, lo que los hace, por lo tanto, “constitutivos de crímenes de lesa humanidad”.

El recurso, que también señala a los colaboradores “civiles y militares” de Piñera, fue enviado a La Haya por el exjuez español Baltasar Garzón, la Comisión Chilena de Derechos Humanos (CHDH) y la Asociación Americana de Juristas (AAJ), entre otros.

Chile vivió a finales del 2019 la crisis social más grave, que empezó como una protesta contra el alza en el precio del tique de metro y se convirtió en una revuelta por un modelo económico más justo y más derechos sociales.