El Banco Central de Reserva (BCR) estableció la metodología que determinará las tasas máximas para los nuevos créditos de consumo, de consumo de bajo monto (menor o igual a 2 unidades impositivas tributarias, S/8,800), y para los nuevos créditos para la pequeñas y micro empresas (pymes).

Así, la tasa máxima, que entra en vigencia el 10 de mayo próximo, será de 83.4%,  equivalente a dos veces la tasa de interés promedio de los créditos de consumo del sistema financiero.

Excluyente

Al respecto, el economista Juan José Marthans dijo a Correo que el BCR, en cumplimiento al mandato del Congreso, ha sido moderado al establecer el tope en 83.4%, que, sin embargo, perjudicará a los clientes de las microfinancieras, que, en su mayoría, son de alto riesgo y se les aplica tasas de 90%, 95% y más.

“El promedio de las tasas de interés de los bancos es de 50%, pero sube según el perfil del cliente. El promedio en las microfinancieras es de 50% y 60%, pero es mayor entre sus clientes que no demuestran historial crediticio o toman por primera vez un crédito”, precisó.

Inclusive, según explicó, se corre el riesgo de reducir las tasas de interés de los ahorros en el sistema financiero en general.