Sofía López y Karina Valencia

El Perú está a punto de atravesar uno de los momentos más difíciles en lo que va de la pandemia del COVID-19. No solo por la falta de oxígeno y camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), sino también porque este podría ser el mes con más decesos a causa del coronavirus. Las cifras así lo adelantan.

Correo revisó la cantidad de muertos a causa de la epidemia desde marzo de 2020 hasta la fecha; los números confirman que abril ha tenido la quincena más mortal.

De acuerdo con información oficial de los datos abiertos del Ministerio de Salud (Minsa), del 1 al 15 de abril fallecieron 4 293 personas, cifra similar pero superior a la registrada entre el 16 y el 30 de junio del año pasado, en la que se reportó 4 122 decesos (ver infografía).

El Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef) confirma el pico por el que atravesamos. Entre el 1 y el 19 de abril de 2019 reportó 5 297 fallecimientos por enfermedades, mientras que en el mismo período del 2021 registró nada menos que 21,037 muertes.

Estas cifras evidencian que el subregistro de muertes es de 15,740, un indicador que correspondería al número de personas que perecieron por  COVID-19 en el Perú.

NÚMEROS

Las largas colas para llenar balones de oxígeno, los pedidos en redes sociales y en medios de comunicación para conseguir una cama en las unidades de cuidados intensivos (UCI), así como el incremento de muertes también dan cuenta de que abril va camino a un nuevo y desfavorable récord.

Precisamente, este mes ya rompió cuatro veces la marca de fallecimientos en un día. Los días 2, 8, 10 y 18 de abril se reportaron 294, 314, 384 y 433 muertes, respectivamente.

Además, según datos de Médicos Sin Fronteras (MSF), en la primera semana de abril se registraron alrededor de 10 mil nuevos casos y 300 muertes por día. Es decir, hubo un aumento del 50% en la cantidad de decesos respecto a la semana anterior.

Agregaron que Perú suma 1.7 millones de casos de COVID-19 y 57 mil fallecimientos desde que llegó la pandemia, mientras que solo el 3 % de la población recibió al menos una dosis de la vacuna.

ANÁLISIS

El epidemiólogo Jorge Samamé cuestionó que no hayan cambios positivos, aunque ya pasó más de un año y dos meses desde que se reportó el primer caso en el Perú. “¿Hemos comprado oxígeno? ¿Se han puesto plantas?”, inquirió.

El miembro del Instituto Carrión criticó que el presidente Francisco Sagasti ofrezca discursos sobre las vacunas, pero no aluda al nuevo récord de muertos por la epidemia.

Añadió que el gobierno debe tomar medidas focalizadas y ser más estrictos con las sanciones a quienes incumplen normas y protocolos.

“Deben estar pendientes de los lugares donde se genera mayor aglomeración, así como el transporte público, donde los cobradores se bajan las mascarilla”, advirtió.

En la misma línea, el infectólogo y presidente del Comité de Salud Pública del Colegio Médico del Perú, Augusto Tarazona, manifestó que la gestión de Martín Vizcarra buscó hacer cumplir las medidas de cuidado frente a los contagios del COVID-19, pero que falló al aplicar “una cuarentena prolongada e insostenible económicamente”.

Añadió que el actual gobierno se enfocó en conseguir las vacunas, pero dejó de lado las disposiciones para el control y prevención de nuevos casos positivos.

“Desde su ingreso, hasta la fecha, (Sagasti) solo ha enfocado su esfuerzo en el tema de vacunas; obviamente también con dificultades porque llegamos tarde a la repartición de vacunas en el mundo. Lo que sí es evidente es que prácticamente ha abandonado todo lo que significa medidas de prevención y control”, recalcó.

Tarazona señaló que hay factores que convergen para que el país atraviese hoy el momento más complicado de la pandemia: El desarrollo “irresponsable” de las campañas electorales en el país, el escaso control durante la Semana Santa y la alta movilización el día de las elecciones, el pasado 11 de abril.

“Entonces, tenemos por un lado personas y candidatos que no cumplen las medidas sanitarias. Por otro lado, tenemos un Estado que es pasivo y que no hace cumplir las medidas sanitarias, y el producto de eso es tener más contagiados. Una vez que se tiene más contagiados también se incrementan los fallecimientos”, explicó.

Finalmente, recomendó al Gobierno la compra masiva de mascarillas y su entrega en zonas de alta concentración, junto con una campaña para insistir en el adecuado uso de los barbijos.

ADVERTENCIA

“Posiblemente abril se pueda convertir en el mes de mayor muertes por COVID-19 según el Minsa”, adelantó Juan Carbajal, analista de datos de Open COVID Perú.

En diálogo con Correo, explicó que de seguir en el promedio de 330 fallecidos por día, este mes se convertirá en el más mortal y superará a junio del año pasado.

Precisó que todo lo reportado en el 2021 (tres meses y medio) equivale al 52% de todo lo reportado en el 2020. “Posiblemente a fin de mes lleguemos a un 60% o 65% de todo el 2020”, estimó.

Precisamente, ayer el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell, se presentó en la Comisión COVID-19 del Congreso de la República.

Detalló que el incremento de casos obedece a la Semana Santa, así como a la nueva variante brasileña: “Lamentablemente, estamos en una segunda ola peor de lo que fue la primea ola”.

Agregó que el Gobierno refuerza el sistema de salud con la compra de 13 nuevas plantas de oxígeno, así como la instalación de camas de alto flujo y UCI, además de usar la estrategia ‘cascada’, en la que un intensivista lidera la vigilancia de las camas UCI, y delega responsabilidades a médicos internistas, emergenciólogos, neumonólogos e infectólogos.

Minsa: 417 decesos en solo un día

El Ministerio de Salud (Minsa) informó ayer el deceso de 417 personas a causa del COVID-19, por lo que la cifra de fallecidos aumentó a 57,954 desde el inicio de la pandemia.

También se reportaron 11,301 nuevos infectados, de los cuales 3 260 fueron diagnosticados en las últimas 24 horas.

A la fecha, suman 15,547 los pacientes hospitalizados en todo el Perú.