Paola Reyes Bohórquez

Fáciles de conseguir, asequibles al bolsillo, con un aporte nutricional completo y, lo más importante, sencillos de cocinar, así son los huevos, uno de los alimentos más apetecidos en el mundo y, para muchos, la comida perfecta.

Contrario a lo que se cree, añadir huevos en el desayuno y bajo una alimentación controlada en azúcares y carbohidratos refinados reduce la resistencia a la insulina y síntomas de síndrome metabólico, y tiene un poder saciante para evitar antojos durante el día.

Con la orientación profesional de una nutricionista y un chef, se presentan las razones de por qué consumir huevo a diario y como hacer de este alimento una dupla perfecta con el arroz.

En preparaciones saladas, así como dulces el huevo se adapta como la estrella principal o ingrediente secundario de un plato. Un buen ejemplo es la tortilla española.

Rico en vitaminas y minerales

Entre sus aportes nutricionales, Laura Aparicio Patiño, médica con maestría en Nutrición Clínica y Dietética Humana, considera que este es un súper alimento, “en principio es una proteína con un alto valor biológico; es fuente de un número de vitaminas como A, D, K, B12, aporta minerales como fósforo, hierro, potasio, antioxidantes como luteína y zeaxantina”.

Existen diversos mitos sobre el consumo del huevo. Sin embargo, uno de los más sonados es que su ingesta aporta colesterol y aumenta el riesgo de enfermedad coronaria.

“Sobre esto es importante entender que nuestro cuerpo necesita colesterol para la producción de hormonas, estabilizar membranas, generar energía eficiente, entre otras funciones, sino lo aportamos igual el hígado tendrá que producirlo para cumplir con su función. Es importante entender que el aporte de colesterol en la dieta tiene poco impacto o relación con el colesterol en sangre (el que medimos en exámenes). Y, para finalizar, los últimos estudios nos hablan sobre la poca relación que existe entre el colesterol y la enfermedad coronaria”, resalta esta especialista en Nutrición Deportiva.

“Para mí la receta de huevos con arroz significa mucho, mi niñez, crecer en Colombia, cultura, arraigo por nuestra tierra y, también, resiliencia porque le sabemos sacar provecho a las cosas naturales y sencillas como esta preparación”: Chef Carlos Ibáñez.

“Los últimos estudios consideran seguro para la mayoría de la población el consumo entre uno y tres huevos al día”, resalta Laura Aparicio Patiño, médica con maestría en Nutrición Clínica y Dietética Humana.

Arroz con huevo, rico por excelencia

Para muchos, la versatilidad del huevo en la cocina lo hace toda una estrella en el mundo gastronómico.

“Para mí el huevo es el alimento más versátil de todos, no sólo por su valor nutricional, que es altísimo, sino por su fácil acceso (precio) y, a la vez, porque gastronómicamente hablando posee unas cualidades que tienen muy pocos alimentos. Siempre he dicho que el huevo es el único alimento que viene con su propia salsa que es la yema blandita”, asegura el reconocido chef santandereano Carlos Ibáñez.

Y así como ingrediente, es una de las proteínas principales en los platos de los colombianos, o ¿quién no se ha deleitado con un delicioso plato de arroz con huevo frito y hogao? Esta es una de las recetas más populares que existe en el país, pues hasta los refranes de las abuelas apuntan a que han criado a sus hijos y nietos a punta de esta deliciosa combinación.

“Este plato nos identifica a todos los colombianos. Me gusta llamarle ‘un plato de guerra’ porque tiene un valor económico muy bajo, pero un valor sentimental y cultural muy grande porque hemos crecido con el arroz con huevo. Es un plato económico, un plato que nutre, que tiene proteína, que está balanceado y es delicioso, además que está en el corazón y la memoria de todos los colombianos, por eso a mí me encanta”, resalta este cocinero y asesor de restaurantes.

Se habla de que esta receta es casi una mezcla perfecta, de ahí que “los cocineros comamos mucho huevo con arroz. En mi caso no le pongo nada en especial, pues para mí la esencia de esta preparación es un muy buen arroz blanco, al que le guste la ‘pega’ muy delicioso con un poquito de ‘pega’, y un huevito o dos huevitos blanditos encima, para mí este ‘volcán’ es una delicia, la combinación perfecta”, asegura Carlos Ibáñez.

El huevo se puede consumir a diario, incluso se valora como una fuente de proteínas y grasas económica y aportarla todos los días es seguro.

Huevo para todos los gustos

Huevo tibio: Una vez el agua está hirviendo se contabilizan tres o cinco minutos para que la clara quede semicuajada y la yema líquida. Si se deja entre cuatro y seis minutos la clara quedará más solida y la yema caliente. Su preparación depende del gusto.

Huevo duro o cocido: Luego de que el agua está hirviendo se cocina el huevo por nueve a 10 minutos a fuego medio. Si hay sobre cocción la yema adquiere color verdoso.

Revuelto: Integre por dos o cuatro minutos dos huevos (porción para una persona), una cucharadita de leche, sal y pimienta; revuelva.

En una sartén antiadherente agregue una cucharadita de mantequilla. Cuando esté espumosa ponga la mezcla. Al adquirir consistencia se retira del fuego y se sirve, sin dejar secar mucho los huevos.

Huevo frito: Caliente una sartén antiadherente con una pequeña cantidad de aceite. Agregue los huevos y cocínelos a fuego medios por dos minutos hasta que la clara quede coagulada y la yema cremosa.


Fuente: https://www.vanguardia.com/informes-comerciales/informacion-comercial/el-huevo-con-arroz-nutritivo-economico-y-delicioso-DF2337522