Para hacer un viaje al exterior muchas personas recurren a un seguro de viaje para prevenir cualquier contingencia. Incluso para algunos destinos es algo obligatorio. Pero, ¿qué ocurre en plena pandemia, cuando estamos en un estado de emergencia sanitaria? ¿Hasta qué punto cubren estos seguros?

Para empezar, hay que reconocer que la frecuencia de vuelos no es la misma. Agustín Aveiro, responsable comercial de Assist Card Perú reveló que las nuevas disposiciones para vuelos internacionales han mostrado una tendencia de viaje hacia destinos de la región. “Nuestros últimos reportes evidencian que, durante enero del 2021, Latinoamérica lideró el ranking de búsquedas vinculadas a viajes en todo el mundo. Sin embargo, en febrero mostró un leve descenso y se ubicó en la tercera posición, detrás de Norte América y Asia-Pacífico”.

Además, la tendencia muestra un perfil principalmente joven, que busca salir del país por motivos de estudio u ocio, inclinándose por destinos que no requieran un gasto fuerte. Y se muestra un interés en la adquisición de asistencias en viajes.

“Antes de la emergencia sanitaria, la demanda de estos productos no superaba el 20% en personas que compraban paquetes de viaje para el exterior, pero ahora la tasa se ha duplicado. En Assist Card cerramos el 2020 con más del 50% de seguros colocados el año previo. Pero para inicios del 2021, hubo una recuperación de casi el 80% en enero respecto al mismo mes del 2019, con un portafolio adaptado al contexto sanitario”, indicó.

La marca, según su último estudio de tendencias de viaje, aseguró que el viajero ahora se informa y prepara para realizar viajes al exterior, al indagar más sobre el destino al que irá, las medidas sanitarias que aplica dicho país, los requerimientos del Gobierno para turistas extranjeros y el estado de la población con relación al COVID-19.

En el caso general, este proceso tarda entre 40 a 80 días calendario, y en el caso específico de Perú, en lo que respecta a realizar un viaje internacional, están comprando los boletos y/o seguros con 57 días de anticipación. Para viajes locales, lo hacen 32 días antes.

En pandemia, las empresas de asistencia al viajero también han buscado adaptar su oferta. Aveiro comentó que su empresa fue una de las primeras, brindando asistencia médica al 100% por el monto máximo de cobertura por COVID-19. Además, en caso de un diagnóstico positivo, se cubren aquellos imprevistos no médicos, como puede ser la cancelación de un viaje o una cuarentena en destino, a través del servicio adicional COVID Extra.

¿Cómo se activa un seguro en caso de contingencia? ¿Qué pasa si estoy en el extranjero y tengo síntomas COVID? “En caso surjan síntomas de COVID-19, los usuarios pueden acceder a una primera consulta por telemedicina desde nuestra app con un profesional de la salud y conocer su valoración médica en menos de 10 minutos”, expresó el ejecutivo.

Si los síntomas son positivos, se deben seguir los protocolos establecidos en cada lugar, como pueden ser un test PCR o cuarentena. Si los síntomas son más graves, hay atenciones ambulatorias en hospitales y/o clínicas. En caso el pasajero debe ser hospitalizado, sostuvo Aveiro, se mantiene un seguimiento constante al usuario para garantizar la atención necesaria, acompañándolo hasta el día del alta. Por último, el servicio también cubre la repatriación sanitaria, dependiendo de la complejidad del caso.

El vocero comentó que planificar un viaje en el contexto actual significa prepararse e informarse debidamente para disfrutar de la estadía protegiendo la salud, y allí radica la importancia de contratar un seguro. Además, subrayó que gobiernos de Argentina, Ecuador, Cuba, Chile, Costa Rica, Paraguay, Rusia, Tailandia, Ucrania, entre otros, solicitan la contratación de un producto como este.