Preocupación. Especialistas indican que nuevo gobierno debe decidir qué hacer con lotes, y advierten de intereses.

El titular del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Jaime Gálvez, dijo el pasado fin de semana que a Perupetro se le solicitó no convocar a licitación lotes petroleros; sin embargo, no se le impedirá que avancen con las bases de los futuros concursos “para que estén listas en caso el próximo gobierno decida hacer las licitaciones”.

Cabe precisar que Perupetro anunció que para el primer semestre del 2021 licitaría, en la modalidad de “licitación anticipada”, hasta siete lotes −la mayoría en Piura− con contratos a vencer entre 11 meses y 8 años.

Fuentes cercanas al sector cuentan a La República que el próximo gobierno encontrará las bases ya terminadas desde antes del 28 de julio, las cuales se aprobarán el 4 de agosto, según afirmaciones de Perupetro a la Sociedad Geológica del Perú, incluyendo lotes que podrían ser de interés de Petroperú, como los X y VII/VI que actualmente están con la CNPC.

“¿La burla dónde está? En que ellos (Perupetro) dicen que nada se aprueba en este gobierno, sino con el próximo, pero se sabe que se mantiene el mismo directorio que dejó Vizcarra. No hay diferencias porque son las mismas personas que aprueban este proyecto”, señala la fuente, y también advierte que, al instalarse el nuevo gobierno, ya habrán ocurrido los eventos presenciales de participación ciudadana.

Además, sostuvo que el futuro mandatario debe decidir qué hacer con este proceso, dado que se pretende asegurar la licitación de lotes que deberían ser adjudicados a Petroperú, sumado a que ninguna empresa hará una oferta a ciegas por una operación sin saber cómo andarán en los próximos años las reservas, relaciones comunitarias y precios. ’’O solo se quiere asegurar a CNPC sus lotes’’, dijo.

Efectos

Enrique Bisetti, presidente del Capítulo de Ingeniería de Petróleo del Colegio de Ingenieros del Perú, reiteró que tanto la licitación anticipada como las bases no son oportunas en este contexto, y deben ser facultad del gobierno entrante.

“Si es necesario, se puede negociar la prórroga de estos contratos hasta por cinco años en situaciones de emergencia como ahora. La ley orgánica de hidrocarburos lo permite. Este tipo de decisiones las toman por falta de conocimiento, experiencia y otros intereses que, no sé cómo decirlo, van en contra del país y empresas petroleras del Estado”, indicó.

Datos

Detalle. Bisetti anota que, con la licitación anticipada en lotes a los que les faltan tres o cuatro años, las empresas dejarán de invertir porque ’’no van a dejar campos en un mejor estado para que otra reciba las ganancias’’, lo cual afecta la producción y el empleo.