El congresista Luis Felipe Castillo (Podemos), quien se encargará de realizar un informe técnico respecto a la prueba de peritaje que se someterán los congresistas para determinar si recibieron la vacuna contra la COVID-19, adelantó que se eval posibilidad podría ser que a esta prueba se sometan solo los congresistas que no han sido contagiados con la enfermedad.

En declaraciones a Canal N, advirtió que el problema es que la vacuna de Sinopharm está elaborada en base a un virus inactivo, por lo que una prueba a los ya contagiados, podría confundirse con la inmunidad natural que genera el organismo.
“Hasta donde sabemos la de Sinopharm es una vacuna de un virus inactivo, puede confundirse a las personas que ya han tenido covid-19. Hay que hacer un protocolo por lo menos para separar a las personas que ya han tenido covid-19 y poder solamente incorporar a este estudio de anticuerpos neutralizantes solamente a los que no han tenido la enfermedad”, señaló.
Según dijo, hasta el momento 21 congresistas han sido afectados por la pandemia.
El parlamentario no descartó la posibilidad de pedir asesoría a profesionales, en el caso que la prueba para este objetivo no se aplique en el país, pues dijo que la voluntad de los legisladores es demostrar que no se beneficiaron de las vacunas asignadas para el ensayo clínico.
El pleno del Congreso aprobó por unanimidad una moción que establece la realización de una prueba de peritaje destinada a detectar si se recibió la vacuna contra el covid-19 en el marco de los ensayos clínicos y del rol oficial de vacunados.
Visita a Cenares 
Castillo, en compañía de los congresistas Leonardo Inga y Wilmer Cayllahua, en su condición de integrantes de la Comisión Especial de Seguimiento a Emergencias y Gestión de Riesgo de Desastres (COVID-19) del Congreso, realizaron esta mañana una visita inopinada al almacén del Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares), en el Callao.
Inga, presidente de este grupo de trabajo, aseveró que realizarán una inspección respecto al estado y distribución de las vacunas de Sinopharm contra la COVID-19.
Indicó que tuvieron conocimiento de un retraso en la entrega de las dosis a los diferentes hospitales del país, por lo que buscan corroborar ello y determinar las razones de esta demora.
 “Lo que estamos viniendo a ver es la distribución de las vacunas. Hemos recibido que todavía el personal de salud no ha sido vacunado. Queremos comprobar in situ que ya todas las vacunas para esta primera etapa ya han sido distribuidas, que las vacunas para la segunda dosis estén almacenadas correctamente y comunicar esto a las diferentes regiones para poder hacer la inspección también en ellas, y poder ver dónde está la demora.
Asimismo, sostuvo que verificarán que las vacunas destinadas a la segunda dosis del personal de salud cumplan con la adecuada cadena de frío.