Jesica León

Encuesta nacional IEP. El 89% siente temor por efectos de la segunda ola, pero hay un 38% que reconoce que asiste a reuniones. Otro 20% dice que “a veces” usa protector facial en micros. Y 56% confía en la vacuna.

Pese a que existe una alta probabilidad de contagio del Covid-19 si se participa en reuniones en espacios cerrados, hay un sector de la población que es indiferente al virus y pone su vida y la de su familia en riesgo.

Según una encuesta nacional sobre el coronavirus realizada por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) a 1.205 ciudadanos, la mayoría señala cumplir los protocolos para evitar los contagios; sin embargo, el 38% reconoce que asiste a veces a reuniones presenciales con amigos o familiares.

También, un 20% señala que “a veces” utiliza el protector facial en el transporte público y otro 6% que nunca lo utiliza.

La encuesta advierte que hay un ligero relajamiento en algunas medidas de prevención como mantener el distanciamiento social y el uso del protector facial en el transporte público, pese al aumento de los contagios. El acatamiento era mucho mayor el año pasado y eso se refleja en las cifras.

Veamos. El 62% dice ser consciente de que la mejor forma de cuidarnos es respetando las medidas de seguridad, pero un 27% señala que cada uno decide cómo se cuida. Ello a pesar de que el 94% admite que le preocupa que algún familiar se contagie, el 89% teme los efectos de la segunda ola y el 87% siente temor de infectarse.

Al respecto, el infectólogo Juan Villena anota que el control de la pandemia depende de nuestro comportamiento.

Califica como irresponsables a las personas que se niegan a cumplir las medidas y salen a la calle sin razón, llevan el virus a casa y luego piden ayuda a los hospitales.

“Esa misma gente luego va a reclamar atención a los hospitales cuando ya no hay camas UCI, no hay personal de salud y lo más indignante es que salen a marchar en contra de la cuarentena”.

Villena destaca que la única medida para controlar la transmisión es la cuarentena y que la obligación del Gobierno es garantizar la salud de la población y no permitir que “irresponsables diseminen el virus”. En ese sentido, propuso que los que incumplen la cuarentena ayuden a bañar a los enfermos en los hospitales en lugar de estar cuatro horas retenidos.

Por su parte, el epidemiólogo Antonio Quispe señala que el virus que nos toca enfrentar en esta segunda ola es un supervirus, mucho más contagioso, mucho más letal, más severo y más difícil de controlar. “La ciencia recomienda una cuarentena estricta para frenar la transmisión del virus, además que sea fiscalizada para que todo aquel que incumpla sea multado y sirva con obras comunitarias, limpiando los hospitales o en los comedores populares”.

Señala que para doblar la curva y ante la llegada de nuevas variantes, se deben hacer tres cosas: “Dejemos las mascarillas de tela y usemos los respiradores N95, KN95, Ffp2; segundo, distanciarnos más de dos metros porque un metro ya no es suficiente; y lo tercero, evitar los espacios cerrados y concurridos”.

En esa línea, Quispe pidió desterrar el mito de que los jóvenes son resistentes al covid. “Con el incremento acelerado de casos es más común ver jóvenes muriendo en las UCI. Los fallecidos se han incrementado en todos los grupos etarios”.

Temor por vacunas

La encuesta también recoge el temor de la gente a aplicarse la vacuna contra el coronavirus. Un 30% de los consultados señala que no está dispuesto a vacunarse, contra un 56% que sí lo está. Entre las razones principales para no hacerlo están: no confían en que las vacunas estén bien hechas; les preocupan las secuelas y/o reacciones adversas, y no confían en las vacunas en general.

Con respecto a la vacuna de la farmacéutica Sinopharm, un 43% confía en ella y un 55% no. La desconfianza es mayor en los sectores C, D, y E.

Al respecto, Miguel Palacios, decano del Colegio Médico, señala que las dos únicas maneras que tenemos a la fecha para prevenir el Covid-19 son mantener las medidas de prevención y la vacunación.

Advirtió que el movimiento contra la vacuna ha avanzado bastante. Sin embargo, pide no desconfiar de las vacunas por el gran avance que hoy tiene la ciencia y porque la comunidad científica ha compartido datos del genoma del virus.

Enero fue el mes con más contagios y fallecimientos, la mayoría de infectados se dio entre jóvenes (18 a 29 años) y adultos (30 a 59 años), destacó el analista de datos Juan Carbajal, del Open Covid Perú.

Los decesos por toda causa, del Sinadef, llegaron a un pico el 25 de enero, con 932 fallecimientos; después de esa fecha la curva ha empezando a estabilizarse y podría ser que en las próximas semanas baje, señaló Carbajal. Sin embargo, Ica, Lima y Junín están llegando al máximo pico de decesos del año pasado. En ese sentido, sostuvo que la cuarentena ayudará a reducir las muertes.

Sin cambios a la espera de las vacunas

Raúl Asensio, investigador del IEP

Como en otras partes del mundo, hemos entrado en una etapa de “normalización de la pandemia”, que ahora forma parte de nuestra vida cotidiana. Las ideas están fijadas de manera sólida y las opiniones/percepciones varían poco de un mes a otro.

Casi todos los peruanos aseguran que ellos cumplen las medidas básicas de protección y culpan a los demás de no cumplirlas. Además, la mayoría achaca la responsabilidad de la persistencia de la pandemia de Covid-19 a sus compatriotas, antes que a los errores de los gobernantes.

La mayoría piensa que la clave para salir de la crisis consiste en seguir las medidas dictadas por el gobierno. Sin embargo, los niveles socioeconómicos D/E tienden a ser algo más escépticos y es mayor en ellos la proporción de quienes consideran que cada uno debe decidir por sí mismo la mejor manera de cuidarse.

La desconfianza hacia la vacuna china es alta. Con todo, hay dos razones para ser optimistas: la experiencia de otros países muestra que, apenas se inicia la vacunación, el escepticismo y la resistencia disminuyen rápidamente; y la mayoría de quienes desconfían de la vacuna china en el Perú lo hacen por causas racionales (no confían en su elaboración tan rápida o temen sus secuelas); son muy pocos los opositores contrarios a todas las vacunas o seguidores de teorías conspirativas.

encuesta iep coronavirus peru

Las posturas de los peruanos ante el coronavirus.

encuesta iep coronavirus peru

Percepción de los peruanos en torno a la vacuna.