A propósito del reciente caso de Ana Estrada, surge la duda de cómo se regula esta figura en los demás países. Por ello, LA LEY, te explica la legislación de la Eutanasia desde el Derecho Comparado.

La eutanasia es la acción u omisión mediante el cual un profesional médico pone fin a la vida de un paciente que tiene dolores insoportables y una enfermedad incurable. El médico actúa a petición expresa del paciente o de un familiar, según la Organización Mundial de la Salud.

Actualmente, a nivel latinoamericano la eutanasia se encuentra regulada sola en Colombia. Así también se encuentra regulado en Países Bajos, Bélgica, Suiza y Canadá.

En el caso de Colombia, la eutanasia se legalizó tras una demanda de inconstitucionalidad contra el delito de homicidio por piedad del Código Penal Colombiano en el año 1997. La demanda cuestionaba que la sanción penal sea homicidio con pena atenuada en lugar de homicidio simple.

Ante lo mencionado, La Corte Constitucional colombiana se pronunció señalando que la eutanasia está permitida en los casos de una enfermedad terminal, lo realice un médico y exista un consentimiento informado del paciente por ser una causa de justificación. Asimismo, justificó su decisión en el derecho a una vida digna, el cual implica una muerte digna. Por ello solicitó al Congreso una regulación de la muerte digna.

Asimismo, en el año 2014, se exigió al Ministerio de Salud establecer las directrices para que se pueda aplicar adecuadamente la eutanasia, ya que desde 1997 no tenía regulación. Así, se señaló que se debe tener en cuenta la autonomía del paciente, la celeridad, oportunidad e imparcialidad del personal de salud.

En el caso de los Países Bajos, la eutanasia se regula y permite en el año 2001. Pero desde 1973, el médico no tenía responsabilidad penal cuando cumplía con ciertas condiciones que le permitía aplicar la eutanasia. Esto ocasionaba una situación complicada al médico porque si incumplía con uno de los presupuestos sería procesado por homicidio. Por tal motivo, en el 2001 se legisló y se determinó que la decisión del paciente debe ser libre e informada y se aplicará en los pacientes que tengan dolores intensos e incurables.

En el caso de Bélgica, la eutanasia se practica cuando quien lo solicita es una persona mayor de edad o un menor emancipado con capacidad legal. Asimismo, se reitera que la decisión debe ser libre. Por otro lado, en relación a criterios objetivos del paciente señala que debe padecer de una enfermedad grave e incurable ocasionada por una patología o de manera accidental. Además, el sufrimiento debe ser constante e insoportable. Cabe resaltar que las personas pueden realizar declaraciones anticipadas de su decisión de manera escrita.

En el caso de Canadá y Suiza se permite el suicidio asistido, es decir, se le proporciona al paciente lo necesario para que pueda llevar a cabo su suicidio.