La temporada 6 (parte 2) de Vikingos llegó a la televisión y, con su estreno, también el fin de una de las ficciones más populares de History Channel.

Los episodios finales nos llevan a los acontecimientos posteriores de la batalla de Rusia y el viaje que realiza Ubbe (Jordan Patrick Smith) a la Tierra Dorada. Vikingos no solo se despide de sus fans, sino también de varios de sus personajes centrales.

Vikingos, temporada 6: final explicado

El último acto, nombre del capítulo final de Vikingos, fue el elegido para cerrar los dos arcos restantes de la serie, el de Inglaterra y el del nuevo mundo.

En el espacio de diez episodios vimos primero qué pasó con Bjorn Ironside (Alexander Ludwig), quien fue atacado por su hermano Ivar (Alex Høgh Andersen) al final de la temporada 6 (parte 1). Si bien muere en medio del campo de guerra, llama a su gente para repeler al enemigo.

Capítulos después, Ivar desafía a Alfred de Wessex. Bajo la bandera de una tregua, él y Hvitserk le ofrecen al rey un típico trato vikingo: un intercambio de rehenes y tierras. Animado por el consejo de su esposa, Alfred rechaza la oferta.

Con el enfrentamiento sin cesar, vemos como Ivar se mimetiza con sus tropas y guía sus movimientos como si de títeres se trataran. Pese a tener la ventaja, Ivar murió a manos de un joven soldado sajón. Su cuerpo es sostenido por Hvitserk, quien luego es capturado por sus rivales. Él terminó convirtiéndose al cristianismo y tomó el nombre de Athelstan.

El viaje de Ubbe en Vikingos, temporada 6

Por otro lado, la tripulación de Ubbe, que pasó gran parte de los episodios navegando en el vasto e inexplorado océano Atlántico sin comida ni agua, logró llegar a la Tierra Dorada (América del Norte).

Allí descubren a una tribu de nativos americanos como también a un un viejo amigo: Floki, el constructor de barcos. Después de mucho sufrimiento en el mar, parece que Ubbe y su tripulación finalmente podrían tener la oportunidad de vivir como agricultores en una tierra generosa con nuevos vecinos que no saben nada de los vikingos. Sin embargo, la paz se quiebra cuando Naad (Ian Lloyd Alexander) asesina a We-jitu (Phillip Lewitski).

A diferencia de Ivar, que abraza el camino vikingo hasta su último aliento, Ubbe renuncia a la ley escandinava y le da su misericordia a Naad. En el último momento, con su tripulación y la tribu mirando, abandona la ceremonia bárbara y le da una muerte rápida.

Vikingos cierra con Ubbe y Floki sentados frente al mar y hablando sobre su viaje y cuál es su verdadero destino. Así también, el hijo de Ragnar pregunta si “este es el final”, dejando un camino argumental a la siguiente serie de la marca: Vikingos: Valhalla.