La Fundación La Caixa celebra el 250 aniversario del nacimiento del compositor Ludwig van Beethoven con el lanzamiento el miércoles en el Àgora de CaixaForum de un concierto escenificado que funde la vida y la obra del músico de Bonn.

Beethoven 250 es un “concierto biográfico” con dirección musical de Josep Pons. En el escenario, contará con una orquesta compuesta por 58 músicos, un coro de 48 cantantes y tres actores, que narran la vida del artista.

La iniciativa, conmemorativa y de clara vocación pedagógica, según sus organizadores, se enmarca “en el firme compromiso de la Fundación La Caixa con la divulgación de la cultura”, especialmente en la coyuntura actual en la que la pandemia y la crisis que ha provocado han afectado mucho al sector.

“En un momento en el que no podemos celebrar la Navidad como nos gustaría, la Fundación ha querido compartir con todo el mundo un concierto muy especial, para contribuir al bienestar de las personas a través de la música”, afirma la directora de la entidad, Elisa Durán.

Por su parte, el director del concierto y de la Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu de Barcelona, Josep Pons, recalca que la figura de Beethoven “sigue sacudiendo, emocionando y siendo de rabiosa actualidad”. Y añade: “Beethoven nos continúa sorprendiendo porque habla de valores universales. En el centro de su obra está el ser humano”.

Producido por la Fundación La Caixa, realizado por Igor Cortadellas y grabado por Igor Studio, el concierto conmemorativo traza un recorrido por distintos episodios y detalles de la vida de Ludwig van Beethoven (Bonn ,Alemania, 1770 – Viena, Austria, 1827) y contextualiza algunas de sus obras más relevantes como la Quinta sinfonía, la Novena, la Pastoral o Claro de luna, entre otras. El repertorio se inicia con la tragedia Egmont, pieza basada en el libro homónimo de Goethe y una composición que transmite el espíritu luchador del artista y sitúa al espectador frente a un compositor que hizo de la libertad su paradigma vital.

También al inicio se muestran los comienzos del compositor, sus ideales, sus dificultades, el traslado a Viena, los duetos de piano de la época y el virtuosismo. Más adelante se indaga en la admiración de Beethoven por la naturaleza, y en los problemas auditivos, fuente de los mayores miedos del compositor.

Finalmente, se explica el espíritu rebelde y de superación del genio, el triunfo y la prosperidad, con el Concierto para piano número 5 ‘Emperador’, y la celebración de la fraternidad con el cuarto movimiento de la Novena sinfonía y el Himno a la alegría.