El país, con 37,7 millones de habitantes, firmó acuerdos con siete farmacéuticas para adquirir 414 millones de dosis, que serán distribuidas hasta los primeros meses de 2021.

Canadá empezó el lunes pasado la campaña de inoculación contra el nuevo coronavirus, pero el Gobierno ya tiene contratos firmados para comprar las que producen siete compañías farmacéuticas, lo que le garantizará en los próximos meses tener dosis suficientes no solo para toda su población, sino para cinco veces el número de esta.

La nación canadiense, que cuenta con 37,7 millones de habitantes, ya firmó acuerdos para obtener 414 millones de dosis de vacunas contra el virus SARS-CoV-2, que serán repartidas entre fines de este año y los primeros meses de 2021.

Las primeras inmunizaciones con la vacuna estadounidense-alemana Pfizer/BioNTech se aplicaron en las ciudades de Ontario y Quebec.

En tanto, el primer ministro, Justin Trudeau, comunicó esta semana en una conferencia de prensa que las autoridades consiguieron negociar con Moderna la entrega rápida de un primer lote de vacunas del contrato de 40 millones de dosis que Canadá tiene con la empresa.

La administración norteamericana recibió este domingo cerca de 30.000 dosis de Pfizer, cuyo empleo fue autorizado a mediados de la semana pasada, y espera recibir antes de que termine diciembre 249.000 dosis.

“Como con los envíos de la vacuna de Pfizer, esto nos acerca a que los canadienses estén protegidos tan rápidamente como sea posible”, manifestó Trudeau.

El martes 15 de diciembre, el alto funcionario indicó: “Ninguna comunidad será abandonada. Tenemos un plan para alcanzar a todos los que quieren la vacuna, sin importar dónde viven. Por supuesto, el transporte durante el invierno, especialmente en las zonas más septentrionales, tiene sus problemas”.

Asimismo, el primer ministro también afirmó que todos los ciudadanos que deseen inmunizarse recibirán el fármaco de manera gratuita.

Además de Pfizer y Moderna, Canadá pactó la adquisición de millones de vacunas con la firma Medicago, que está desarrollando el medicamento con la británica GlaxoSmithKline, y también las de AstraZeneca, Johnson & Johnson, Novavax y Sanofi.

Con información de EFE y AFP.