¿Hasta que hora se puede hacer ruido en casa? O más importante, ¿cuánto es mucho ruido? Porque no es lo mismo que un vecino se pase el día entero haciendo agujeros por las paredes hasta dejarlas con un panal, que otro decida pasar su jornada escuchando música y cantando de vez en cuando a grito pelado. Bien, pues la respuesta es simple: a pesar de que hay normas (los niveles de ruido legales están recogidos en la Ley del Ruido (Ley 37/2003) y dictamina que por lo general hay vía libre de 08 a 21 horas de lunes a viernes), el ruido se convierte en ‘mucho’ ruido si a tu vecino le molesta.

La música clásica garantiza la mejor desconexión, pero hay que tener cuidado con el volúmen.

La música clásica garantiza la mejor desconexión, pero hay que tener cuidado con el volúmen. (Marc Arias)

Ese fue el caso de los vecinos de Ian Trainer, un británico de 83 años al que sus vecinos denunciaron en múltiples ocasiones por escuchar música clásica a todo volumen en su casa. El anciano tenía problemas en un oído y aseguraba no poder llevar auriculares, y se convirtió en una auténtica pesadilla para sus vecinos, que tenían que soportar día y noche una música que superaba con creces el límite permitido. Tras varias denuncias vecinales y una prohibición por parte de las autoridades que Trainer decidió saltarse, el anciano fue detenido y enviado a prisión por primera vez. Sin embargo, cuando salió de la cárcel volvió a las andadas, por lo que sus vecinos volvieron a denunciarle. Después de que las autoridades certificaran la contaminación acústica de la comunidad, el anciano fue devuelto a prisión, donde ha fallecido hace unos días.

Según informa el diario The Liverpool Echo, el anciano habría fallecido en el hospital mientras permanecía arrestado. El suceso ha dividido a la comunidad de vecinos, con muchos de ellos lamentando el trato que se le habría dado al anciano, que no tenía culpa de su lesión auditiva y que no merecía para nada pasar sus últimos años en prisión, mientras otros delincuentes reales campan a sus anchas por la ciudad. Otros, sin embargo, insisten en que se le dieron múltiples avisos por parte de los tribunales y la policía, pero fue el propio Trainer el que hizo caso omiso y no quiso cambiar, sin importar la edad que tuviese.