Washington 

EFE

Estados Unidos rebasó la cifra de 265,000 fallecidos por covid-19 y superó ya los 13 millones de contagiados, a la vez las autoridades advirtieron el sábado de un repunte de casos en los próximos días tras las fiestas de Acción de Gracias.

El balance a las 11:00 hora local (16:00 GMT) es de 13.2 millones de casos y 266,119 muertes, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Solo el sábado se registraron 1,192 fallecimientos y 151,245 nuevos contagios.

Preocupación

Los datos se conocen en medio de la creciente preocupación por un posible disparo de contagios por la celebración de las fiestas de Acción de Gracias, las más populares del país.

“Debemos ser cuidadosos ahora porque casi con certeza va a haber un repunte por lo que ha ocurrido con los viajes”, indicó Anthony Fauci, el principal epidemiólogo del país, en la cadena ABC.

Fauci agregó que este aumento en los casos se va a prolongar “a medida que se acercan las semanas frías del invierno, y se aproxima la temporada de Navidad”.

Por ello, instó a los ciudadanos a hacerse exámenes al regreso de sus viajes y mantener las medidas de distancia social en los próximos días.

Se estima que más de 50 millones de personas se han desplazado en EE. UU. durante estas fiestas, las más populares del país.

La cifra es un 10% menor que la estimada el 2019, aunque en el caso del transporte aéreo el descenso estimado es la mitad de quienes se subieron a un avión el pasado año en estas mismas fechas.

Afluencia

La Administración de Seguridad de Transporte (TSA, en inglés), encargada de los controles aeroportuarios, ha señalado que es la semana con más afluencia de viajeros desde que en marzo comenzó la pandemia, con una media de un millón de viajeros diarios desde el pasado fin de semana.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos, con 34,514.

Le siguen en número de decesos Texas (21,788), California (19,132), Florida (18,442) y Nueva Jersey (16,965).

El balance provisional de fallecidos –263,468– supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.