La OPS advierte que solo inocular la dosis al 20% de la población latinoamericana costará US$ 2,000 mllns.

AFP

La vacuna de la alianza Pfizer/BioNTech tiene una efectividad del 95% contra el covid-19, según los resultados completos de su ensayo clínico, nivel similar al reportado por Moderna y que aumenta las probabilidades de que al menos una comience a ser aplicada en Estados Unidos este año.

Las dos compañías han podido acelerar sus ensayos en medio del crecimiento de la pandemia en Estados Unidos y desde hace días compiten sobre sus resultados favorables.

“Los resultados del estudio marcan un paso importante en este histórico viaje de ocho meses para presentar una vacuna capaz de ayudar a poner fin a esta devastadora pandemia”, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, que solicitará la autorización de comercialización “en unos días” a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Segura

“Con cientos de miles de personas en todo el mundo infectadas todos los días, necesitamos llevar una vacuna segura y eficaz al mundo”, añadió Bourla. Pfizer aseguró también que la vacuna no tuvo efectos secundarios graves.

El anuncio se produjo en momentos en que el número de casos de coronavirus crecen en Estados Unidos y otras partes del mundo, lo cual aumenta las esperanzas de poner fin a la pandemia que ha cambiado la vida de las personas en todo el planeta.

El dato divulgado es mejor que los resultados parciales publicados la semana pasada por Pfizer/BioNTech y que mostraban “más del 90%” de efectividad de la vacuna.

Ello significa que 162 miembros del grupo de placebo del ensayo contrajeron covid-19, en comparación con solo 8 en el grupo vacunado. El resultado se registró dentro de los siete días de la segunda dosis de la vacuna, que se toma en dos dosis con tres semanas de diferencia.